El director Ari Aster vuelve a buscarle la vuelta al género del chucho con una película que cumple con todos los requisitos de los clásicos pero se toma sus libertades

El director Ari Aster sigue dándole en el clavo a la hora de generar (por lo menos) inquietud en sus películas. Después de El Legado del Diablo (Hereditary, 2018), el realizador neoyorkino vuelve a despacharse con un film que mucho le debe a los clásicos del miedo de las décadas de 1970 y 1980 aunque aggiornado a la actualidad.

En esta ocasión, el director se mete dentro del subgénero de “secta satánica” aunque deja de lado lo subliminal para centrarse en lo meramente carnal.

El argumento narra el drama que vive la Dani (Florence Pugh) cuando su hermana decide suicidarse pero se lleva consigo a sus padres, víctimas del sistema que elegido para quitarse la vida. Con una serio trauma a cuestas, la joven se apoya emocionalmente en su novio Christian (Jack Reynor), que tiene sus propios planes: irse de juerga con sus amigos a Suecia.

Sin embargo, por temor a que la estabilidad mental de Dani empeore, Christian decide invitarla al viaje y entonces, junto a Josh (William Jackson Harper) y Mark (Will Poulter), emprenden una visita a la aldea de donde viene Pelle (Vilhelm Blongren).

Sin embargo, la llegada a ese sitio comenzará a despertar en los cuatro norteamericanos, extrañas sensaciones de que aquello que ven, y que destila paz, amor y felicidad pueblerina, oculta un trasfondo muy diferente.

ADEMÁS:

Marcelo Tinelli y Luis Novaresio fueron a bancar el regreso de Thelma Fardín al teatro

A los 61 años, Sharon Stone se animó a recrear la escena hot de "Bajos Instintos"

El film, que cuenta con una extensión de dos horas y media, algo común en los films de género más “serios”, le da vía libre a Aster para ir transformando las sensaciones del espectador a gusto, antes de darle eso que han ido a buscar: el terror que llega desde la profundidad de sus mentes.

Lo más destacado, es que todo el film transcurre a plena luz solar, dado que los visitantes llegan en el solsticio de verano, cuando los días duran 24 horas, y por ende el desafío de asustar se duplica ante la ausencia de sombras y tinieblas.

De esta manera, Midsommar se convierte en una adecuada sucesora de films tan nobles como The Witches (1966) de la productora Hammer Films, o la más reciente La Bruja (The Witch, 2015); y por supuesto de El Legado del Diablo.

Ficha técnica:

Midsommar: El terror no espera la noche (Midsommar, Estados Unidos/2019). Guion y dirección: Ari Aster. Elenco: Florence Pugh, Jack Reynor, William Jackson Harper, Will Poulter, Vilhelm Blomgren, Isabelle Grill y Gunnell Fred. Fotografía: Pawel Pogorzelski. Música: Colin Stetson. Edición: Lucian Johnston y Jennifer Lame. Distribuidora: BF París. Duración: 148 minutos. Apta para mayores de 16 años.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados