En su presentación en la Copa América, la Selección Argentina derrotó por 2-0 a Canadá con goles de Julián Álvarez y Lautaro Martínez. Lionel Messi, con solo algunos chispazos, fue la figura.

Dicen que el debut es el partido más difícil en cualquier campeonato y para la Selección Argentina lo fue, pero finalmente terminó prevaleciendo ante un equipo discreto como Canadá al que venció por 2-0 al dar sus primeros pasos en la Copa América de Estados Unidos.

Julián Álvarez, a los 3 minutos de la parte complementaria, y Lautaro Martínez, a los 42, le dieron la victoria al conjunto capitaneado por Lionel Messi, que con unos pocos chispazos volvió ser el jugador diferente del equipo. El próximo desafío será ante Chile en Nueva Jersey el martes venidero a las 22.

Más allá que el terreno de juego estaba muy mal, no fue un buen partido. Por momentos el equipo se sintió incómodo ante un rival que presionó bien arriba pero dio muchas ventajas en su última línea. Y el conjunto de Lionel Scaloni las aprovechó a medias.

La salida fue poco clara, los volantes jugaron bastante para atrás y durante la mayor parte del encuentro al equipo le faltó vértigo, además no defendió bien y dependió de otra gran labor de Dibu Martínez. Pero se ganó y eso no deja de ser importante en el partido inaugural.

Embed

Ante un adversario con una defensa endeble, Argentina fue un equipo lento en los 45 minutos iniciales. Tuvo sus chances y no las capitalizó, pero en general le costó quedar en posición de gol y si lo hizo fue más por errores ajenos que por méritos propios.

Y eso que a los 8 se pudo poner en ventaja cuando Ángel Di María recuperó un balón atrás de mitad de cancha, picó con pelota dominada, pero antes de encarar al arquero la tiró larga y tuvo que patear con Maxime Crépeau encima y perdió el mano a mano.

Canadá intentaba llegar tocando, sobre todo por el flanco izquierdo donde Alphonso Davies volvió loco a Nahuel Molina, pero recién en el último cuarto de hora iba a generar algún sobresalto.

A Argentina le costaba armar juego. Con Alexis MacAllister impreciso y Rodrigo De Paul muy voluntarioso pero chocador, lo mejor del equipo de Lionel Scaloni pasó por algún cambio de frente de Di María o de Lionel Messi hacia Marcos Acuña.

A los 27 salió mal el guardavalla canadiense ante uno de esos envíos y el Huevo quedó solo pero sin ángulo. Sacó un centro que cruzó toda el área chica pero nadie estuvo ahí para empujar el balón a la red.

Julián Álvarez realizó un gran despliegue físico, pero de frente al arco recién tuvo una en el cierre y la despilfarró al pegarle mal de zurda tras haber dejado atrás al arquero.

Del otro lado Dibu Martínez tuvo poco trabajo pero evitó la más clara del segmento cuando, sobre los 41, tras un centro de Larin, Eustaquio le cabeceó a quemarropas desde cerca y el guardavalla respondió, sellando el 0-0 con el que se fueron a los vestuarios.

ADEMÁS: Lionel Messi: "Tenemos que tener el control del juego"

MESSI CANADA.jpeg

Todo cambió en el inicio del complemento, cuando el ataque argentino cambió el ritmo y empezó a aprovechar la lentitud para darse vuelta de los defensores rivales. A los 3, Messi sacó un pase filtrado para MacAllister que le ganó a su marca y punteó la pelota a la derecha cuando salía el arquero para que Julián Álvarez defina y ponga el 1-0.

Enseguida el del Manchester City volvió a aparecer y con un disparo bajo complicó a Crépeau, pero el arquero logró sacar con lo justo al córner. Se abrian más espacios y el trámite se simplificaba. Sólo hacia falta acelerar de mitad de cancha hacia adelante.

Pero de golpe el equipo volvió a frenarse. Y Canadá fue, por ganas y por las facilidades que le dio el elenco albiceleste. Recién sobre los 20 Argentina volvió a llegar cuando Dibu Martínez sacó una pelotazo largo y Messi quedó mano a mano con el arquero rival pero perdió ante Crépeau.

En el final Canadá se vino, a los ponchazos pero se vino, esta vez desnivelando por el flanco de Acuña. Y apareció Martínez para salvar en un par de ocasiones y para sacar contragolpes como otro que tuvo Messi a los 33, pero ante el achique del arquero remató desviado. Y a los 37 lo tuvo Lautaro Martínez, pero definió mal. Iba a tener revancha.

A los 42 llegó la mejor jugada del partido, la que se esperaba desde el inicio. Toques y más toques hasta que la pelota le llegó a Messi quien asistió a Lautaro y esta vez el goleador del inter pudo vencer la resistencia del arquero canadiense con un disparo bajo.

Ganó bien Argentina, más allá de algún sobresalto. Pero no dejó mucho margen para el elogio, más que nada porque no supo aprovechar las limitaciones del adversario. Era un partido para ganar muy fácil y por momentos sufrió. Pero al menos se sacó el lastre del debut y ahora empezará otra historia.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - [email protected]

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados