Con goles de Lionel Messi y Enzo Fernández en el segundo tiempo, la Selección Argentina derrotó a México 2-0 y revivió tras la derrota inicial.

Había que ganar como fuera y se ganó. Se sufrió pero los tres puntos quedaron en el bolsillo y la ilusión está intacta. Después de un flojo primer tiempo, la Selección Argentina apareció en escena y venció a México 2-0 para quedar segunda en su grupo y con buenas perspectivas de clasificar a los octavos de final del Mundial de Qatar.

Lionel Messi, a los 19 minutos de la parte complementaria, cuando parecía que todo se complicaba en demasía, y Enzo Fernández, a cuatro minutos del final del tiempo reglamentario, le dieron la victoria al equipo que orienta Lionel Scaloni, que mejoró mucho en el segundo tiempo y ganó merecidamente.

El triunfo dejó al representativo nacional con 3 puntos, a uno del líder Polonia al que enfrentará el próximo miércoles a las 16. Si gana nuevamente, tendrá grandes posibilidades de quedarse con el Grupo C y avanzar como el mejor clasificado.

Pero a no confundirse: una derrota o un empate lo pueden dejar afuera de todo. No habrá que relajarse y tratar de quebrar a un adversario que por lo visto hasta ahora no es más que México, más allá que tiene mayor poder ofensivo.

Embed

Con esquemas parecidos, Argentina y México destruyeron más que lo que construyeron en los 45 minutos iniciales. Ambos equipos no dejaron espacios de mitad de cancha para atrás, pero tampoco los encontraron hacia adelante. Y por eso casi no hubo llegadas en la primera mitad.

Argentina plantó una línea de cinco, con Guido Rodríguez ubicándose entre los dos centrales y los dos laterales tratando de abrir el juego. Pero ni Gonzalo Montiel ni Marcos Acuña lograron su cometido. Muy pocas fueron las veces que pudieron lanzarse a la aventura y terminar su cometido con éxito.

En el medio, Rodrigo De Paul estuvo muy presionado, e impreciso, y casi no pudo superar a sus marcadores. Tan sólo las pocas veces que la pelota pasó por los pies de Alexis MacAllister, Argentina pudo generar espacios, pero tampoco esas jugadas llegaron al destino deseado.

Además: Lionel Messi: "Sabíamos que hoy arrancaba otro Mundial"

Así dadas las cosas, Lionel Messi tuvo que retroceder demasiado y careció de protagonismo, Ángel Di María, volcado casi todo el tiempo al flanco izquierdo, pasó desapercibido, y Lautaro Martínez tuvo la única clara sobre el final pero cabeceó mal un centro y su envío se fue alto y desviado.

Del otro lado, México presionó con intensidad en el inicio y después, a medida que avanzaron los minutos, se fue diluyendo. Al fin, el empate no le venía tan mal. Fue más prolijo que la Albiceleste en ataque pero careció de profundidad y tan sólo llegó con dos disparos de Alexis Vega: un tiro libre que atajó sin problemas Dibu Martínez y un remate de 25 metros que se fue a las nubes.

En el complemento, México sintió el esfuerzo y se replegó más. Entonces aparecieron algunos espacios y Argentina se hizo dueño de la pelota frente a un rival que apostaba al empate o algún contragolpe.

Una buena combinación de MacAllister y Messi derivó en una falta al astro, pero su remate, desde inmejorable posición, se fue alto.

La cosa se empezaba a complicar demasiado. Vinieron los cambios y enseguida se hizo la luz, cuando Messi recibió de Di María apenas afuera del área y con un metro de distancia de su marcador. Y esta vez Lío fue infalible: sacó un zurdazo bajo que se coló junto al palo de Memo Ochoa para decretar la apertura del marcador sobre los 19.

Además: Lionel Scaloni: "Hay que seguir por este camino"

El equipo retrocedió un poco, como era lógico, pero encontró más huecos para contragolpear. De todos modos le costó entrarle a un México que se fue al ataque pero sin argumentos y nunca complicó a Emiliano Martínez. Metió muchos centros pero entre el arquero y los defensores neutralizaron cada uno.

A cuatro del final, Argentina forzó un córner sobre la izquierda y tras un buen movimiento, Enzo Fernández, quien se ganó la titularidad y no sólo por el golazo, la clavó en el ángulo para sellar el resultado y mantener viva la ilusión.

Todavía queda otra final: hay que ganarle el miércoles a Polonia, un equipo que juega más abierto, y terminar primeros en el grupo. Tras el resbalón inicial, el primer paso se dio. Con susto, con trabajo, pero llegó el primer triunfo y el sueño está más vivo que nunca.

Embed

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - [email protected]

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados