El partido de este miércoles en el estadio Allianz Parque será el séptimo cruce entre el Xeneize y el brasileño en la Libertadores. Del peor baile de copas en el 94 al título del 2000, un recorrido completo por los antecedentes

El tener a Palmeiras enfrente en una Copa Libertadores genera muchísimas sensaciones en el mundo Boca. No fueron muchos los cruces entre el Xeneize y el conjunto paulista en el torneo más importante del continente, pero cada uno de estos dejó una huella imborrable en la historia azul y oro. Para bien y para mal; aunque las alegrías le sacan dos cabezas a las tristezas...

El cruce de este miércoles en Brasil será el séptimo entre Boca y Palmeiras en la Libertadores. Después de disputar un total de 12 amistosos (uno en el 35, dos en el 47, uno en el 48, 51, 56, 59, dos en el 69, dos en el 72, y uno en el 93), el primer choque oficial se dio el 9 de marzo de 1994 y quedó en la historia negra xeneize.

Boca fue a Brasil, en el segundo partido de la primera fase, y se llevó la peor derrota en una Copa Libertadores: fue un categórico 6 a 1, con el descuento de penal de Sergio "Manteca" Martínez a diez minutos del cierre.

Aquel Boca formó con: Navarro Montoya; Soñora, Noriega, Giuntini, Mc Allister; Peralta, Mancuso, Márcico; Carranza, Sergio Martínez y Da Silva. Inolvidable e irremontable paliza del equipo de César Luis Menotti.

En el quinto partido de la primera fase se volvieron a ver las caras en la Bombonera, y el Xeneize ganó 2 a 1, con goles de Acosta y Giuntini. En esa Libertadores, Boca no pasó la fase de grupos.

Boca y la paliza de Palmeiras en el 94
El 6-1 fue la peor derrota de Boca en una Libertadores

Boca y la leyenda copera de Córdoba

Después de 6 años de ausencia en el torneo continental, Boca volvió a la carga con Carlos Bianchi a la cabeza, se encontró en la final del certamen con Palmeiras y logró meterse en la historia grande del club.

El 14 de junio del 2000, el Xeneize del Virrey se topó con el gran equipo que había armado Felipao Scolari y el partido de ida de la final en la Bombonera terminó 2-2, con los inolvidables goles del Vasco Arruabarrena. Y en el partido de vuelta, el colombiano Oscar Córdoba se convirtió en leyenda.

La revancha fue el 21 de junio en el mismísimo Morumbí y después de un 0-0 en tiempo reglamentario, Boca estuvo más fino en los penales. Barros Schelotto, Riquelme, Palermo y Bermúdez no fallaron; y Córdoba les detuvo los remates a Faustino Asprilla y Roque Junior. Así, el 1 colombiano se convirtió en uno de los arqueros más importantes de la historia xeneize.

En la memorable final del Morumbí, Boca alineó con: Córdoba; Ibarra, Bermúdez, Samuel, Arruabarrena; Battaglia, Traverso, Basualdo; Riquelme; Guillermo Barros Schelotto y Palermo

Boca campeón de la Libertadores en Brasil
Boca y la epopeya del 2000 en el Morumbí.

Román y Córdoba, héroes

Al año siguiente, en la edición de la Copa Libertadores de América 2001, Boca volvió a cruzarse con Palmeiras; pero esta vez en las semifinales del certamen continental. El 7 de junio se jugó el encuentro de ida en la Bombonera y fue empate 2 a 2, con tantos de Guillermo Barros Schelotto y Barijho.

El partido de vuelta en el Palestra Italia disputado el 13 de junio, también finalizó 2 a 2 con goles de Juan Román Riquelme y Nicolás Gaitán. Ese día, Román la rompió toda. Además del golazo que significó el 2-0 y de llevarla atada todo el partido, el 10 emblema de Boca marcó el primer penal de la serie.

El otro héroe fue el colombiano Oscar Córdoba, clave en los penales: Le atajó el primero a Alex y otro a Basilio. Boca ganó 3-2, por las ejecuciones de Román, Delgado y Bermudes. La formación había sido: Córdoba; Ibarra, Bermúdez, Burdisso, Matellán; Pinto, Serna, Traverso; Riquelme; Gaitán y Christian Giménez.

Boca finalista de la Libertadores 2001
Boca ganó por penales en Brasil.

Ese fue el día que a Carlos Bianchi le pasó de todo. Cuando finalizó el primer tiempo y el DT se dirigía al vestuario, recibió un proyectil en la pierna que lo hizo tropezar. En el momento que estaba en el suelo, los hinchas del Palmeiras le tiraron botellas, piedras y una de estas le generó un corte en el cuero cabelludo.

Más allá de este episodio vergonzoso, fue una noche feliz para Bianchi porque su equipo logró el pase a la final para enfrentar a Cruz Azul de México. Luego, Boca derrotó al conjunto azteca también en los penales y levantó su cuarta Copa Libertadores de América.

Bianchi y la pálida de la final con Palmeiras
Bianchi lastimado por un piedrazo en el Morumbí.
Bianchi lastimado por un piedrazo en el Morumbí.

Este miércoles, Boca y Palmeiras se volverán a ver las caras. Veremos que nos deja este nuevo capítulo de esta historia cargada de papelones y momentos inolvidables...

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados