Gastón Díaz ya había armado sus valijas, pues sentía que no iba a ser tenido en cuenta por el Ruso. "Ahora me volví a sentir importante, y mi idea es demostrar que puedo estar entre los once titulares".

La transición de Zielinski a Cocca, dejó una respuesta unánime de los jugadores, en relación a la reconstrucción anímica que vive Racing para este primer semestre del año, porque cada uno describió las ventajas individuales en esta nueva etapa, y hasta el propio Gastón Díaz, quien fue figura en el título conseguido en 2014, dejó en claro que si no existía el cambio de entrenador, hubiera armado sus valijas, y de cara al inicio de la competencia oficial, expuso su intención de “demostrar que puedo estar entre los once titulares”, aunque pelea el puesto, mano a mano, con Meli, uno de los refuerzos en este mercado de pases de verano..

En declaraciones al programa Esto es Racing (AM 570), Gastón Díaz explicó: “Me volví a sentir importante en el grupo y en el equipo. No venía teniendo la continuidad que alguna vez tuve. En la pretemporada tuve minutos y he tratado de demostrarle al técnico que quiero estar entre los once y pelear un puesto. Sé que estoy dando el máximo. Quiero volver al nivel que tuve en el 2014. Los minutos en cancha y el gol contra Independiente, me dan esperanza de seguir de titular”.

A la hora de analizar lo que le sucedió el año pasado, Gastón Díaz explicó, con sinceridad: “En el 2016 alterné con Sava. Cuando no tenés continuidad, vas perdiendo confianza y ritmo futbolístico. Pasó un poco eso. Con Zielinski ni jugaba. Había empezado bien con él, jugando de lateral. Después vino un partido nefasto contra Estudiantes, perdí la pelota que derivó en el gol y el entrenador me dejó de lado. Ya había puesto en mi cabeza la chance de irme para buscar continuidad, pero todo cambió con la llegada de Cocca. Me llamó para que estuviera en el plantel y pelear un puesto. Mi cabeza hizo un clic y hoy me siento muy contento".