El Muñeco quiere dejar atrás el aniversario y la resaca del año de Madrid con el objetivo de ganar la final de la Copa Argentina. Para eso necesita recuperar lesionados y poner al equipo en modo ganador en el último partido del año

River cierra el año con una final clave de cara al año que viene y con la preocupación del Muñeco por los lesionados y por el agotamiento del equipo, que ya jugó 26 partidos en lo que va del semestre. Con la idea de superar estos problemas, el plantel ya le apunta al juego ante Central Córdoba de Santiago del Estero del viernes que viene en el cierre de la temporada en Mendoza.

En cuanto a Nacho Fernández hay esperanzas porque se lesionó hace una semana y media y el desgarro de grado 1 en el aductor suele tener buena recuperación. Además, el zurdo ya pasó por estas situaciones y regresó antes de los 21 días que suelen necesitar los desgarros. Las pruebas: octubre del 2017, distensión en el cuádriceps derecho y volvió a jugar el 15, el año pasado padeció otra distensión en el isquiotibial izquierdo el 1° de septiembre y regresó el 15 y este año, tuvo una distensión en la misma zona y en diez días estaba listo. Ahora se lesionó ante Newell’s el 30 de noviembre y el partido será el 13. Las ilusiones están vivas y los trabajos médicos podrían hacer el resto. Es un jugador indispensable y contra San Lorenzo se lo extrañó. Además, podría ser el último partido del jugador en River porque hay chances de que pueda ser vendido a Brasil y no se quiere perder la final por nada del mundo.

Los otros jugadores que terminaron averiados y con golpes fueron Matías Suárez, con el tobillo derecho maltrecho, y Juanfer Quintero, con distinción en el isquiotibial izquierdo, quedó descartado para la final de la Copa Argentina. Nada grave. Mientras que Palacios y De la Cruz ambos expulsados deben cumplir pero en la Superliga el año que viene cuando se juegue el pendiente ante Independiente. Por lo tanto, Gallardo tendrá algunos días para ver quién está mejor para jugar esta final número 15 desde que asumió en 2014.

Con este panorama el equipo vuelve al trabajo por la tarde en Ezeiza y lo mismo sucederá mañana cuando viajen a Mendoza para la final. La final es un partido muy importante por varios temas. Por un lado, porque le mantiene el porcentaje de dos títulos por año que mantiene desde que asumió este proceso. Por otro, porque lo mete a la fase de grupos de la Libertadores y le evita el repechaje. Esto tiene el alivio de un calendario inicial menos abultado para poder tomar la punta de la Superliga ya que si gana el pendiente ante el Rojo del 18 de enero es puntero con el Bicho que anoche empató.

Por último, le permite ganarse el derecho de volver a jugar la Supercopa Argentina ante Racing ganador de la Superliga.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados