Con el título de la Superliga, el Mellizo sumó su segunda estrella como entrenador de Boca, y el 18° contando su etapa como futbolista. Mantuvo al equipo más de 500 días como líder y rompió un récord de Bianchi, aunque le queda una gran deuda pendiente: la Copa Libertadores

El fútbol argentino tiene un nuevo dueño: Guillermo Barros Schelotto. A pesar de las críticas que recibió el equipo por el juego, las suspicacias que hubo durante todo el torneo con la supuesta mano que le daban los arbitrajes, la AFA y hasta el presidente de la Nación Mauricio Macri, el Mellizo condujo al Xeneize hacia el bicampeonato en el ámbito local, le dio la estrella número 67 al club y sumó su segundo título como entrenador de Boca.

No todos los días se sale campeón del fútbol argentino. Dos veces, menos. Y que esas dos veces encima sean consecutivas, muchísimo menos todavía. Sobre todo, en Boca. La historia lo dice: tuvieron que pasar 12 años para que un técnico xeneize vuelva a lograr un bicampeonato.

Lo que consiguió Guillermo no lo lograba nadie desde que Alfio Basile se coronara en el Apertura 2005 y Clausura 2006. Del Coco a Guillermo, el Xeneize se consagró campeón en el Torneo Apertura 2008 con Ischia, en el Torneo Apertura 2011 con Falcioni y en 2015 con el Vasco Arruabarrena.

Basile con el Panadero díaz en campeón
Coco Basile campeón 2006
Coco Basile campeón 2006

Pero ninguno de estos equipos, ni siquiera el del "bi" de Basile, tuvo los pergaminos históricos que consiguió el de Guillermo Barros Schelotto. A saber:

El mejor arranque del profesionalismo (metió seis victorias consecutivas, la última vez había sido en 1924 en la era amateur)

Mantuvo a Boca 513 días como líder del fútbol local

Destronó nada menos que a Carlos Bianchi, que tenía un récord de 39 fechas como puntero. Con el triunfo en el Bosque frente a Gimnasia de este miércoles, el Xeneize del Mellizo consiguió el título de la Superliga y estiró su récord de puntero a 44 partidos, cuando queda uno para el final.

Superó a Bataglia, pero le queda una gran deuda

Unas estadísticas imborrables en la existencia del club, también del fútbol argentino, y ni hablar en la vida de Guillermo, que sigue escribiendo capítulos históricos en Boca con su apellido.

Como jugador, ganó 16 títulos (dos Copa Intercontinental, cuatro Libertadores, dos Sudamericana, dos Recopa Sudamericana y seis Torneos locales); y ahora dos domésticos como DT. Con estos 18 "dale campeón", el Mellizo Barros Schelotto le robó a Sebastián Battaglia el primer puesto del ídolo xeneize más ganador de la historia.

Este nuevo título con el Xeneize en la Superliga trajo alegría en el pueblo xeneize. Es una estrella más para la historia del club. Pero al nuevo dueño del fútbol argentino le queda una cuenta pendiente con el hincha de Boca: ganar la Copa Libertadores de América. ¿Podrá Guillermo saldar la deuda que tanto le reclama la gente?

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados