Con goles de Silvio Romero, Sebastián Palacios y Moya en contra, Independiente derrotó a Huracán por 3-1 y terminó tercero. En cuartos, irá ante Estudiantes.

Independiente despejó todo tipo de dudas, se impuso en su visita ante Huracán por 3-1 en el Estadio Tomás Adolfo Ducó y sacó su boleto con destino a cuartos de final de la Copa de la Liga Profesional tras culminar en el tercer puesto de la Zona B con 20 puntos al igual que Talleres, a quien superó por diferencia de gol, detrás de Vélez y Boca.

Mientras que Franco Cristaldo anotó el empate transitorio para el Globo cuando la visita ganaba por uno, el conjunto de Avellaneda festejó gracias a los goles de Silvio Romero, Sebastián Palacios y José Moya en su propio arco, sobrepasando así una caótica semana tras el aislamiento luego del viaje a Brasil.

Con este resultado, el Rojo visitará al escolta del otro grupo, Estudiantes de La Plata, en 1 y 57 por la siguiente instancia eliminatoria, en tanto que Huracán, por su parte, cerró la competencia en el noveno lugar de la tabla con 13 unidades, producto de 4 derrotas, 7 empates y solo dos victorias.

El equipo de Julio César Falcioni, orientado esta vez por Monzón en el banco de suplentes, fue superior bajo todos los aspectos y fabricó con simplezas espacios para llegar hasta el arco de Sebastián Meza. La primera ocasión que incomodó a los locales fue cuando a los 8 minutos un tiro libre del Chino Romero se desvió en la barrera y luego se estrelló en el travesaño.

Aunque Huracán aportaba intenciones para lastimar a los diablos rojos, no contaba con los argumentos justos, porque en en los metros finales el único que marcaba la diferencia era Norberto Briasco, quien a los 11 cabeceó en el área y forzó una notable reacción de Sebastián Sosa debajo de los tres palos.

El primer golpe de la tarde en el cuadrilátero quemero llegó a los 26 minutos, cuando Fabricio Bustos se coló por la derecha y envió un centro buscapié que el golero de Huracán llegó a despejar pero que dio en la pierna de José Moya para luego meterse al fondo de la red pidiendo permiso. Así, Independiente era el Rey del Palacio; ganaba por uno, con fortuna, pero acompañando la misma por los méritos que había mostrado en el desarrollo del juego.

Cuando faltaban segundos para ir a los vestuarios a recibir las correcciones de los entrenadores, el Globo voló alto y ganó en el segundo piso de la cancha por medio de un centro de Juan Garro capitalizado por Franco Cristaldo en zona caliente.

Ya en el complemento, el Silvio Romero se puso el equipo al hombro y se adjudicó un gol 100% de su autoría, porque él mismo fabricó una falta en la puerta del área que después ejecutó con un disparo rasante que se metió por debajo del muro que había dispuesto el arquero Meza.

Así, el Rojo ganaba justamente 2-1 y acariciaba la clasificación. Pero eso no iba a ser todo, sino que a diez del final el Tucu Palacios terminó de ratificarlo por un zapatazo con el arco de frente que puso cifras definitivas.

Ganó bien Independiente, cumplió los deberes y está en cuartos de final. Ahora, desviará el foco por unos días e irá a sellar su clasificación en la Copa Sudamericana frente a Montevideo City Torque.

Embed

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados