Desde las inferiores de Boca hasta su actualidad en Chelsea, Willy construyó una carrera basada en sacrificio, profesionalidad y perfil bajo. A los 36 años tuvo su debut estelar en la Selección para quedar cerca de Rusia 2018.

A los 36 años, tras una sólida carrera, elaborada a base de sacrificio y perfil bajo, Wilfredo Daniel Caballero encontró el reconocimiento esperado. El arquero aprovechó su oportunidad y con una actuación estupenda se convirtió en la figura de la Selección en el amistoso ante Italia, ganándose seguramente un lugar en la lista de 23 que participará del Mundial de Rusia 2018.

Claro que para llegar a ésto nada fue fácil para el oriundo de Santa Elena, en la provincia de Entre Ríos. Allí, en su pueblo natal, sus primeros pasos futbolísticos fueron como volante central, pero con el correr del tiempo decidió cambiar y apostó al antecedente de su padre, un reconocido arquero de la zona mesopotámica.

Era el destino, sin dudas, porque enseguida comenzó a destacarse bajo los tres palos y uno de los tantos captadores que tenía Jorge Griffa lo acercó a Boca Juniors, donde comenzó su recorrido de juveniles desde Novena División, formando parte de una categoría 81 multicampeona, donde jugaban Nico Burdisso, el “Pampa” Calvo, el “Pelado” Omar Pérez y el “Chaco” Giménez, entre otros.

LEA MÁS:

Campeón Mundial Juvenil en 2001 con la Argentina, siendo elegido el mejor en su puesto, le llegó la chance de debutar en la primera de Boca al año siguiente, pero a la sombra del “Pato” Abbondanzieri (formó parte del plantel campeón del Apertura, Libertadores e Intercontinental 2003) y ante la llegada de Ezequiel Medrán decidió en 2004 aceptar una oferta de Europa para jugar en Elche de España, donde actuó hasta 2006, año en el que la vida lo golpeó con dureza.

Un tumor ocular detectado en su pequeña hija le movió el piso y lo obligó a retornar a la Argentina para cumplir con el tratamiento médico. Y para no perder continuidad, se acordó un préstamo con Arsenal de Sarandí, donde militó durante seis meses.

Con su vida personal más tranquila retornó a Elche, siendo figura destacada durante cinco años, provocando que Málaga se interesara en sus servicios, a principios de 2011. Y allí tal vez tuvo uno de los mejores momentos de su carrera, siendo titular indiscutido, batiendo el récord de imbatibilidad del club y llegado hasta cuartos de final de la Champions.

Tan bueno fue lo de “Willy” que apareció en su camino Manchester City, que pagó 8 millones de euros por su pase a pedido del técnico chileno Manuel Pellegrini, ganando allí la Copa de la Liga ante Liverpool, en una final donde fue gran figura, atajando tres penales en la definición.

Desde mediados del año pasado es arquero de Chelsea, completando así una carrera brillante, a la que sólo le faltaba el moño de la Selección. Ignorado por Alejandro Sabella y con un par de convocatorias del Tata Martino, fue finalmente Jorge Sampaoli el que le dio la chance de debutar y Willy lo agradeció con creces, siendo figura descollante ante Italia, ganándose un lugar en el Mundial y dejando la certeza de que puede pelear por la titularidad.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados