Tras quedar afuera de la Libertadores y la Copa Argentina, Marcelo Gallardo afrontará solo el torneo local y tomará una decisión una vez finalizado el mismo.

En River, el dolor por el duro golpe que recibió el equipo en Belo Horizonte frente a Atlético Mineiro está más fresco que nunca. Despedirse de la competencia más importante de América en la instancia de cuartos de final no estaba previsto en los plantes del Millonario. Pero la mayor preocupación pasa por el futuro de Marcelo Gallardo, el entrenador más ganador de su historia, que por primera vez en siete años solo peleará en un solo frente: el del siempre esquivo campeonato local.

La eliminación de la Copa Libertadores profundizó la herida que le propinó Boca en la Copa Argentina, en la que lo dejó en el camino tras la definición por penales. Con este panorama, al club de Figueroa Alcorta y Udaondo solo le queda luchar por la Liga Profesional, ese título que aún está pendiente en el ciclo del Muñeco. El DT, poco acostumbrado a un contexto igual, se tomará su tiempo para elegir su destino.

Tal como sostuvo en reiteradas ocasiones, Gallardo esperará a finalizar el año con el propósito de definir si continúa en River o se inclina hacia otro rumbo. Y esta para nada será la excepción, porque la derrota contra el conjunto de Cuca parece indicar el fin de una era.

En cuanto a las preocupaciones del entrenador, hay un hecho que es clave y tiene que ver con el mercado de pases en Europa que cierra el 30 de agosto y la posibilidad concreta que, una vez consumada la eliminación en la Libertadores, otro integrante del plantel emigre hacia el viejo continente.

Si bien el panorama es incierto en cuanto a la continuidad, algunos directivos se ilusionan con la idea que el proyecto integral de inferiores que planificó el DT- y que ya empezó a dar sus frutos- sea un buen motivo para que siga, ya que ni siquiera las elecciones presidenciales que se realizarán en diciembre son un factor determinante, teniendo en cuenta que todo el arco político del club pondrá a Gallardo como bandera indiscutible de sus propuestas.

Ya en el anterior proceso electoral, y para evitar quedar en el medio de las cuestiones políticas, Gallardo habló con todos los candidatos y les anticipó que iba a renovar su contrato sea cual fuere el resultado de la elección. Para este fin de año, el escenario se repite y su contrato termina el 31 de diciembre, por lo que Gallardo será de nuevo un actor fundamental para las fuerzas políticas y en especial para el oficialismo.

Embed

En otro término, el plantel profesional regresó al país esta madrugada y gozó de una jornada de descanso para enfocarse, desde mañana, en el partido del domingo en el Bosque frente a Gimnasia y Esgrima La Plata, por la séptima fecha de la Liga Profesional, en la que suma 10 puntos y está a 4 del líder Independiente.

Para el choque ante el Lobo, el entrenador no podrá contar con Fabrizio Angileri, quien en Belo Horizonte sufrió una lesión muscular en el isquiotibial izquierdo y será evaluado por el cuerpo médico del club, mientras que el uruguayo Nicolás de la Cruz no se recuperó totalmente de la molestia en el aductor.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados