El lateral izquierdo rescindió su contrato con el Cruzeiro de Brasil, no conforme con su participación, y tiene todo encaminado para desembarcar en el Ciclón. Jugaría todas las competencias.

Tras la partida de Emmanuel Más al Trabzonspor de Turquía al San Lorenzo del entrenador Diego Aguirre le surgió un bache en el lateral izquierdo. Por tal motivo, el técnico del Ciclón pensó bastante el nombre para suplantar a Más y, por lo que se escucha en el Nuevo Gasómetro, el desembarco del defensor chileno Eugenio Mena está cerca. Hasta desde el mismo entorno del jugador, quien estuvo este último tiempo en el Cruzeiro de Brasil, han hecho fuerza para que la operación se termine dando.

Ni bien Emmanuel Más armó las valijas, el técnico Aguirre se comunicó con la mesa chica encabezada por Matías Lammens y le comunicó que para ese puesto pretendía un nombre de jerarquía. Luego de hablar con varios, entre ellos Lionel Vangioni, del Milan, surgió la posibilidad de Mena.

El chileno, con experiencia en su seleccionado y que a nivel clubes pasó por Santiago Wanderers y la Universidad de Chile, además de Santos y Cruzeiro, no vio con malos ojos la llamada de larga distancia que recibió desde Argentina. Es más, para el lateral de veintiocho años la liga argentina es un buen desafío para su carrera y por eso terminó rescindiendo su vínculo con la institución brasileña. Si bien restan detalles menores para que ambas partes se terminen dando la mano, en San Lorenzo son bastante optimistas de que las charlas lleguen a buen puerto.

Pese a todo, y si bien hubo algunos nubarrones que podían llegar a impedir la inclusión de Eugenio Mena para jugar la Copa Libertadores, el certamen doméstico y Copa Argentina, desde la directiva son optimistas en poder contar con él en todos los frentes.

Piensa un plan B en el once

El entrenador de San Lorenzo, Diego Aguirre, comienza a barajar la posibilidad de darle cancha a la alineación 4-4-2 que, del medio para arriba, tendrá a Néstor Ortigoza y Franco Mussis como tapón, Fernando Belluschi y Rubén Botta en los extremos del medio y arriba se frota las manos con Nicolás Blandi y Gonzalo Bergessio.