Según la ONG Defendamos Buenos Aires, del total de 480 comercios que sucumbieron al parate por la cuarentena, los más afectados fueron las carnicerías, fiambrerías, verdulerías y en especial los supermercados chinos

Un total de 480 comercios dedicados la venta de alimentos y productos de primera necesidad para los hogares ya cerraron en lo que va de la cuarentena por el coronavirus, en la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano.

Las razones son múltiples, desde aumentos de precios de los insumos, temas de xenofobia, cartelización o dueños adultos mayores que están en riesgo alto de contagio, entre muchos otros. La cifra surge de un estudio, donde se resalta que los negocios más afectados son las carnicerías, las fiambrerías, las verdulerías y los supermercados chinos.

Se trata de un nuevo trabajo estadístico llevado adelante por los 1.900 colaboradores de la ONG Defendamos Buenos Aires con la asistencia del Estudio Miglino y Abogados; donde quedó acreditado que durante la cuarentena han cerrado en el distrito AMBA los mencionados "480 comercios de venta al público de productos alimenticios; desde carnicerías y fiambrerías a supermercados chinos y verdulerías bolivianas", precisando que del total "unos 220 de comercios bajaron la persiana en forma definitiva".

"Los supermercados chinos están en baja en todo el ámbito porteño y de la provincia de Buenos Aires desde la recesión iniciada en el gobierno de Mauricio Macri. Cometieron el error de remarcar, acompañando primero a la temible inflación macrista y luego de irse Macri ya no pudieron parar. Como resultado los precios de los super chinos resultan mucho más caros que los de otros comercios por lo que al menos 220 de esos establecimientos han bajado la persiana en forma definitiva y al tener oportunidad de hablar con los propietarios vía Skype nos confesaron que al terminar la cuarentena se iban a vivir a Canadá, Australia e incluso un grueso regresa a su China natal", dijo Javier Miglino, director de Defendamos Buenos Aires.

ADEMÁS:

Los alimentos sufrieron aumentos escandalosos

Cómo se conmemorará este año el 2 de abril

La realidad de los negocios argentinos. "Del otro lado los autoservicios de barrio, minimercados, fábricas de pastas frescas, carnicerías, verdulerías, fiambrerías y otros; han cerrado 260 establecimientos, por falta de stock, falta de ventas, falta de personas para atender al público, toda vez que muchos de los propietarios son gente mayor que prefiere quedarse en casa hasta que pase la cuarentena pero la mayoría nos habló de los desmesurados aumentos de los mayoristas, que los obligan a pagar varios productos al doble por lo que prefieren bajar la persiana hasta que las cosas se estabilicen", dijo Miglino.

En el informe se focaliza en el rol del campo en esta crisis. "Hay bronca en las panaderías porteñas y bonaerenses por el precio de la harina que en el algunos casos se duplicó, exclusivamente por la especulación financiera. El mismo reclamo de las carnicerías de barrio que reciben la media res al doble o triple y por eso prefieren cerrar. Obviamente esos insumos provienen de la industria agropecuaria y está visto que los barones del campo, poco y nada hacen por la gente en la emergencia", dijo Miglino.

El trabajo sostiene que en Capital Federal son Belgrano y Palermo. En Provincia, San Justo y Ramos Mejía en La Matanza. Pero hay más, porque "han cerrado decenas de verdulerías bolivianas en Belgrano y Palermo en la Capital Federal y en San Justo y Ramos Mejía en La Matanza, Provincia de Buenos Aires".

"El gesto obedece al sistema de cartelización que manejan los bolivianos donde uno solo es dueño de muchos establecimientos que por lo que pudimos averiguar, no están dispuestos a perder dinero, al decir de los inmigrantes, mientras dure la cuarentena y por eso echan mano al cierre".

"Algo similar pero por otros motivos sucede con las carnicerías y fiambrerías y por supuesto con decenas de supermercados chinos que bajarán la persiana en forma definitiva, algo que mucha gente ve con alivio porque nunca se acostumbraron a los niveles de suciedad, precariedad en la atención y fundamentalmente a la falta de sostenibilidad en el cuidado de los alimentos que tuvieron los chinos desde que desembarcaron con sus supermercados en el gobierno del tristemente célebre Fernando de la Rúa", destacó Miglino.

La desaparición de comercios en CABA durante la cuarentena está afectando a los barrios porteños de Palermo Hollywood, Recoleta, Chacarita, Barrio Norte, San Telmo, Villa del Parque, Centro, Puerto Madero, Las Cañitas, Almagro, Villa Lugano, Recoleta, Las Cañitas, Palermo Soho, Congreso y Parque Avellaneda.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados