Elevarán un petitorio al Ministerio de Educación porteño en rechazo a la implementación de la reforma educativa. Lo anunciaron luego de una reunión en la Defensoría del Pueblo, que mediará en el conflicto

Estudiantes de 23 escuelas públicas de la Ciudad de Buenos Aires, junto a sus padres, elevarán un petitorio al Ministerio de Educación porteño en rechazo a la implementación de la reforma educativa. Lo anunciaron luego de una reunión en la Defensoría del Pueblo, que mediará en el conflicto.

Los alumnos afirmaron que decidirán este miércoles si continúan las tomas, mientras desde las escuelas que dependen de la UBA (Nacional Buenos Aires y Carlos Pellegrini) anunciaron que comenzarán a computar las inasistencias.

Tras reunirse con el defensor del Pueblo, Alejandro Amor, los estudiantes elaboraron un temario para presentar ante la ministra Soledad Acuña en el que piden que “se desista de la implementación del proyecto”, que se dé de baja el instructivo sobre cómo proceder en casos de tomas de establecimientos educativos, que se aplique la Ley de Educación Sexual y se establezca un protocolo para casos de violencia de género.

“Estamos planteando que se baje la reforma educativa porque no nos consultaron a nosotros a la hora de implementarla y va en contra de nuestros derechos”, aseguró Juan, estudiante del Mariano Acosta.

“Pedimos que no implementen ahora la reforma, creemos que es inconsulta y no consensuada, tiene puntos conflictivos que necesitan ser tratados”, aseveró por su parte Victoria, del Carlos Pellegrini.

LEA MÁS:

Roberto, padre de un alumno de la Escuela de Música Juan Pedro Esnaola, aseveró que la reforma propuesta por el ministerio de Educación porteño “no queda clara, no está explicitada”.

El martes se presentó un amparo por parte del asesor tutelar de la Cámara de Apelaciones, Gustavo Daniel Moreno, y de primera instancia, Mabel López Oliva, para que se suspenda la aplicación del instructivo sobre cómo proceder en casos de tomas de establecimientos educativos de la Ciudad de Buenos Aires, procedimiento que la cartera de Soledad Acuña negó utilizar.

El otro punto que los estudiantes quieren llevar a la discusión con funcionarios porteños es “la implementación real de la ley de Educación Sexual”, reconoció Victoria, a la vez que pedirán por un protocolo para la prevención e intervención en casos de violencia de género y discriminación.

Tras la reunión en la Defensoría del Pueblo, los estudiantes no confirmaron si se levantarán las medidas de fuerza: “La gran parte de las tomas van a durar hasta el viernes y otras se van a suspender”, aseguró Manuel, estudiante de la Escuela Lenguas Vivas.

Aparecen en esta nota: