Hay unos sesenta grupos en distintas ciudades del país y en otros países latinoamericanos. Arman instrumentos de papel con los cuales interpretan obras de teatro musicales en colegios, teatros, residencias geriátricas, entre otros lugares.

El programa social, educativo y cultural Papelnonos cumplió 29 años promoviendo y generando oportunidades de participación para un envejecimiento activo, derrumbando prejuicios y resignificando la vejez.

Surgió en 1989 en Mar del Plata por idea del psicólogo y músico Jorge Strada y se extendió a distintas ciudades en el país, donde hay unos sesenta grupos. También la red se amplió a México, donde hay dos grupos; Costa Rica, uno; Perú, uno; Ecuador, uno.

Los adultos y adultas mayores que forman parte del programa arman instrumentos de papel con los cuales interpretan obras de teatro musicales en jardines de infantes, colegios, universidades de la tercera edad, centros culturales, teatros, residencias geriátricas, entre otras instituciones. Además realizan radioteatros, editan libros y, en la Ciudad Feliz, atienden la Biblioteca Pública de Música ‘Astor Piazzolla’.

Para participar no se requieren conocimientos musicales ni actorales previos.

Este año se sumó otro proyecto: el de hacer cine. Papelnonos de Mar del Plata rodó la película episódica “Contar hasta Diez”, cortometraje de diez cuentos breves escritos por Jorge Strada, y cuyo primer episodio fue presentado en la fiesta aniversario.

El festejo por los 29 años de la Fundación Papelnonos se realizó recientemente en el Centro Cultural “Osvaldo Soriano”, de Mardel, donde presentaron un formato de espectáculo “con algunas modificaciones”, dado que “a lo tradicional, que siempre fue teatro musical, ahora incorporamos una parte donde proyectamos un capítulo de una película que hicimos”, señala Strada.

LEA MÁS:

“Es otra veta artística, otro espacio donde incluirse. Ninguno (de las y los Papelnonos) es actor y nos asombramos de la capacidad para hacer cine”, afirma.

El grupo de Mar del Plata se presenta “los dos últimos miércoles de cada mes”, en ese centro cultural, y este año “vamos a ir mostrando un capítulo distinto (en cada presentación) y posiblemente, en mayo, hagamos una función especial para proyectar toda la película”, anuncia.

También,el fundador del programa informa que en el mes de agosto se realizará el XI Encuentro de Papelnonos, en la provincia de Salta, “y llevaremos esta propuesta (de hacer cine) para ver si otras agrupaciones se quieren sumar, es una puerta más” de participación.

Strada destaca que “hace 29 años, cuando empezamos, no había casi nada” para las personas mayores, “hoy, hay cursos, talleres en universidades (para la tercera edad), organizaciones, y es positivo”.

Asimismo remarca que “el tema de la vejez es un desafío para los estados, qué posibilidades de inclusión se ofrece” a las personas mayores.

LEA MÁS:

El psicólogo sostiene que las y los Papelnonos “sienten que recuperaron las ganas, la posibilidad que los miren, que vengan los familiares, que el público los aplauda, y ninguno viene del arte”.

“Para ellos es más allá de una familia -afirma-. No faltan, están esperando el día del ensayo, ese ida y vuelta de miradas y palabras, a ver qué nueva obra hacemos. Vamos a colegios, residencias geriátricas, y son muy bien recibidos, se los valora mucho”.

Con sus presentaciones destierran prejuicios que atentan contra un envejecimiento activo y saludable y resignifican el concepto de vejez. “Lo que hace Papelnonos no es para hacerse joven, regresar a esa etapa, sino asumir la vejez con la vitalidad que uno tenga y construir esta etapa de la vida que ha sido negada”, asegura.

En este sentido, Strada manifiesta: “Nos animamos a usar la palabra viejo y nos gusta. Es un tema que nos ha costado. Cuando empezamos a usarla había más rechazo que ahora, por lo pronto muchas de las agrupaciones la están diciendo sin tanto prejuicio, aunque aún sigue habiendo”.

Destaca que quienes participan del programa “hacen algo que es valorado (socialmente), tienen proyectos, se arreglan para ir a ensayar, toman el colectivo, salen, usan el tiempo para empezar a sentir que tienen ganas de hacer cosas que antes no las podía hacer porque no se animaban o no era la costumbre cultural y ahora están disfrutando de la vejez porque se puede asociar la vejez a una etapa de disfrute”.

“Lo mejor que nos puede pasar es que lleguemos a viejos. Y la vejez se redescubre, la seguimos inventando, la estamos construyendo cada día”, resalta.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados