Se esperaban lluvias que se dieron recién a la noche. Hubo sol a la mañana y después se nubló, pero siempre con mucho calor y una térmica de 31 grados. La gente volvió a disfrutar de la arena y el mar.

MAR DEL PLATA (Enviado especial).- La tormenta que ahuyentó a todos de la playa en la tarde del jueves, se prolongó durante la madrugada. Y aunque se esperaba que el viernes amaneciera aún con lluvias, el sol logró posicionarse durante buena parte de la mañana y, con una temperatura elevada, que elevó a 31 los grados del termómetro que controlaba la sensación térmica, la jornada se presentó propicia para ir a la playa.

De todas formas, entre los anuncios de los pronósticos, las nubes amenazantes que rodeaban el cielo y lo pesado de la atmósfera, todos salieron rumbo al mar mirando de reojo el horizonte. "No creo que aguante", decían unos; "a la tarde seguro que llueve", vaticinaban otros. Pero mientras tanto, la procesión rumbo a la arena se hizo constante.

Un rato después del mediodía dijo presente un intenso viento que soplaba del Norte. Pero ese detalle no afectó los ánimos de los turistas. El cielo se volvió gris, desde el oeste avanzaron unas nubes azuladas con cara de poco amigas; sin embargo, la tarde se mantuvo calurosa, sin sol, pero con condiciones ideales para disfrutar del aire libre. Incluso, el mar, aunque algo más embravecido que en las jornadas anteriores, mantuvo una temperatura agradable e invitó a una gran cantidad de veraneantes a desafiar las olas aún a riesgo de sufrir más de un revolcón. Los chicos, con los barrenadores, estuvieron de parabienes.

LEA MÁS:

"En cualquier momento se larga", insistían los agoreros. "El pronóstico decía que iba a llover toda la tarde", pero cuando habían pasado las 16, el panorama se mantuvo. El día había zafado y todos, a riesgo de que en las últimas horas desmejorara, se conformaron con una frase alentadora: "Ya está, pase lo que pase ya vivimos otro día de playa".

El mate, los juegos (incluso sobre la arena, cerca de la orilla) y las charlas, fueron los reyes de la tarde que, además, tuvo una merma en la brisa que para entonces llegaba desde el noroeste y no molestaba en lo absoluto".

Recién en horas de la noche y sólo en algunos sectores de la ciudad y sus alrededores, se registraron algunas tormentas con chaparrones que resultaron aislados pero que, con el cambio del viento, contribuyeron en que bajara la temperatura, algo que desde hace unos días se viene anunciando para este fin de semana. Para hoy, muchos portales hablan de un día inestable con muchas lluvias y adelantan que mañana vuelve el sol. Pase lo que pase, todos coinciden en que bajarán las temperaturas y la máxima apenas superará los 20 grados.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados