El Gobierno de Lenin Moreno dictó el estado de excepción, acción que disminuyó las protestas en las calles

La crisis social que se desató en Ecuador por la eliminación de los subsidios a los combustibles paralizó este viernes el transporte público y vació las escuelas por segundo día consecutivo, aunque las fuertes protestas en las calles parecieron amainar bajo el estado de excepción impuesto por el Gobierno.

Las autoridades locales detuvieron a un dirigente nacional de los taxistas y dos líderes transportistas regionales por afectar el servicio público, el cual seguía sin operar.

El mandatario Lenín Moreno ratificó en rueda de prensa que no dará marcha atrás a la decisión pero abrió la posibilidad de conversar.

“Dialogamos, con los transportistas que honestamente cumplen con su trabajo y que también con todo derecho están expresando su derecho a diferir las opiniones", destacó el mandatario.

Sin embargo, aseveró que no tienen derecho “bajo ninguna circunstancia" a “caotizar el país, a pensar que mediante la cotización del país van a lograr que se desestabilice el gobierno".

ADEMÁS:

Un prefecto asesinó a cuatro oficiales en la sede policial de París

Desastre en Taiwán: se derrumbó un puente y hay personas desaparecidas

Cabe destacar que grupos de jóvenes protagonizaron enfrentamientos con piedras y palos con la policía, que los repelió con gas pimienta y vehículos antimotines en el centro norte capitalino, mientras que situaciones similares se desarrollaron en ciudades como Guayaquil, Ambato y Cuenca.

Autobuses y camiones militares, con custodia de uniformados, salieron a las calles de las principales ciudades para ofrecer servicio de transporte público y para despejar las vías con el propósito de normalizar la situación.

En Quito, las personas tuvieron que utilizar un atestado transporte municipal, o caminar hacia sus trabajos, mientras otros pedían el apoyo de gente con autos que los llevara.

El estado de excepción estará en vigor por 60 días en todo el territorio nacional.

En este país es más o menos usual que el gobierno utilice el estado de excepción. La última vez se decretó a mediados de año cuando riñas y protestas en las cárceles ocasionaron la muerte de varios presos.

Con el objetivo de equilibrar las cuentas fiscales, Moreno decidió esta semana eliminar los subsidios que significaban un gasto de 1.300 millones de dólares anuales, por lo que la gasolina de mayor uso en el país pasó de 1,85 dólares a 2,39 dólares el galón mientras que el diésel subió de 1,03 a 2,30 dólares el galón.

Moreno, que asumió en mayo de 2017 y debe gobernar hasta 2021, anunció además un paquete de reformas tributarias que crea nuevas contribuciones para grandes empresas y elimina o reduce otros impuestos, además de reformas laborales como contratos de empleo para quienes emprendan un negocio o contratos a plazo para estimular la economía nacional.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados