En su juventud le fue negado un crédito de 10.000 libras y luego de amasar una fortuna se cobró venganza de ese desplante.

El británico Adam Deering es el protagonista de un curioso caso financiero que tuvo un final cinematográfico, que también tiene alguna venganza incluida.

Este exitoso empresario había solicitado préstamo a un banco hace un par de décadas y la entidad rechazó su solicitud, que involucraba 10.000 libras para costear la apertura de un local comercial.

Ahora, y a modo de venganza, compró en el edificio donde funciona la entidad bancaria. “La venganza será terrible”, como el programa de Alejandro Dolina.

"Antes de ingresar al banco recé porque no tenía dinero para concretar mi sueño", recordó Deering, que al momento de pedir el préstamo tenía sólo 21 años.

ADEMÁS:

La insólita cargada de Burger King a Mc Donald's en Roland Garros

"Me senté cruzando los dedos, mientras la gerente tomó mi plan de negocios, lo revisó rápidamente y, en un tono muy condescendiente, dijo que era demasiado joven y sin experiencia comercial. Me sentí humillado, frustrado y triste. No tenía un plan B", le aseguró al portal LADbible.

Ante la negativa, uso su último sueldo como vendedor en alquilar una pequeña oficina en la ciudad de Manchester.

El arranque no fue fácil y su escueta base de operaciones no contaba con el mínimo mobiliario, mientras llamaba a sus potenciales clientes.

Allá por 2014, su empresa de gestión de deuda comenzó a funcionar y la terminó vendiendo por cinco millones de libras.

Por estos días, tras desembolsar 450.000 libras en la compra del inmueble del banco, tiene en mente invertir en proyectos inmobiliarios.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados