Se duplicó la cantidad de personas que se acercan diariamente a Avenida de Mayo y avenida Rivadavia a recibir un plato de comida, ropa y abrigos.

Cada vez más gente se acerca todos los días a Avenida de Mayo y avenida Rivadavia, en pleno centro de Ramos Mejía, en busca de un plato de comida, a partir de que distintas organizaciones ofrecen su ayuda solidaria a los que menos tienen.

Una de las entidades es Manos a la Olla, cuyos voluntarios se ubican en el denominado "triángulo" los jueves.

Su coordinador Diego Gatto señaló que "hace un año venían 40, 50 personas, ahora estamos en 70, 80, y nos organizamos de forma tal que alcance para darles de comer a todos".

En situación de calle

Desde distintos sectores se viene advirtiendo que como consecuencia de la crisis aumentó la gente en situación de calle, para la que esta época del año es la más complicada, debido a las bajas temperaturas.

Por esa razón, la asistencia incluye también -precisó Gatto- "la entrega de ropa, abrigos y mantas". Los días lluviosos y húmedos -como los que se sucedieron recientemente- provocan la pérdida de los pocos bienes de quienes duermen en la vía pública.

ADEMÁS:

Solidaridad para una familia que perdió todo en un incendio

"Hay muchos que utilizan los espacios donde están los cajeros automáticos, o recovecos de la ciudad que nos resultan desapercibidos, para resguardarse del clima frío", detalló.

Apuntó luego que "al tener la estación del Ferrocarril Sarmiento, a Ramos Mejía llegan vecinos de todo el Oeste, como Merlo y Moreno, ya que al contar con un importante centro comercial y distintas ofertas gastronómicas, tienen más posibilidades de supervivencia: se desempeñan como trapitos o cartonean y piden ayuda en restaurantes o locales de comidas rápidas".

Diego Gatto apuntó luego que "si bien hay gente joven, padres y madres que llegan con 1 o 2 hijos, o chicos solos, mayormente quienes se acercan los jueves tienen más de 50 años, que viven en la calle, y eventualmente se alojan en algún hotel unos días donde aprovechan para asearse", y añadió que "todos están en situación de vulnerabilidad".

Manos a la Olla tiene un sistema por el cual invita -a través de su página en Facebook- a voluntarios a preparar la comida, a quienes les alcanzan la olla y los insumos básicos, que logran a través de distintos aportes: desde donaciones de comercios, hasta una pareja -Clarita y Sebastián- que pidieron como regalo para su casamiento un alimento para la entidad.

"Los que preparan la comida se esmeran mucho -puntualizó Gatto- y el resultado es una comida nutritiva y muy rica. Los jueves ceno en la olla de Avenida de Mayo y Avenida Rivadavia", agregó. A los locros, guisos, fideos, arroz, polenta y otras comidas -como pizzas y empanadas- le suman facturas, budines, mate cocido y jugos. "Hay noches en las que hay mucha demanda y tenemos que racionar para que alcance para todos", reveló.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados