Las plataformas como Facebook, Twitter, Instagram y otras ofrecen juegos que buscan la diversión de los usuarios, sin embargo esconden una ingeniería para robar datos y vaciar cuentas.

Los juegos en las redes sociales resultan un entretenimiento para millones de personas. Pero poco se sabe que detrás de muchos hay sistemas informáticos que seducen a los usuarios para robarles sus datos personales, incluidos los bancarios, y así desvalijar cuentas. Sólo durante el último año de pandemia se denunciaron penalmente más de 6.000 estafas con estas características, a partir de juegos en Facebook, Instagram, Twitter, juegos en línea y otras plataformas.

El dato surge de una nueva Encuesta Mensual de Inseguridad (E.M.I.), desarrollada por la ONG Defendamos la Argentina.

"La edad de acceso de los chicos y chicas a internet es cada vez más temprana, y la oferta de juegos y aplicaciones, cada vez mayor. Además, muchos de estos juegos tienen la opción de jugar 'online' interactuando con personas de todo el mundo. En este sentido, hay que tener cuidado, porque algunos de estos internautas resultan ser estafadores. Un simple entretenimiento de juegos inocentes puede ser la antesala del robo de datos de la cuenta bancaria de los padres o bien en el caso de que los jugadores sean mayores de edad, puede derivar en el vaciamiento de la cuenta sueldo o la caja de ahorro", dijo Javier Miglino, experto en Delitos Informáticos y Director de Defendamos la Argentina.

La pandemia de coronavirus favoreció a los estafadores. "A pesar de las dificultades económicas causadas por el coronavirus, la industria mundial de videojuegos está en crecimiento. Debido al distanciamiento social, que conlleva que se reduzca al mínimo el número de interacciones físicas y que las personas se queden más tiempo en casa, se recurre a mundos virtuales como forma de escape ante la crisis. Por eso un chico que estaba jugando en Buenos Aires, de pronto encontraba un compañero o compañera de juegos en Santa Rosa, Posadas, Río Gallegos o Termas de Río Hondo", explicó Miglino.

Un simple entretenimiento de juegos inocentes puede ser la antesala del robo de datos de la cuenta bancaria.
Un simple entretenimiento de juegos inocentes puede ser la antesala del robo de datos de la cuenta bancaria.
Un simple entretenimiento de juegos inocentes puede ser la antesala del robo de datos de la cuenta bancaria.

Las estafas que se producen en juegos en línea

"La mayor parte de las estafas de juegos en línea que suceden ahora son simplemente versiones recicladas de estafas que ya existían -continuó explicando el experto-, pero que aumentaron su frecuencia debido a que más gente ha pasado tiempo en línea durante la pandemia. Por ejemplo enviar a los jugadores a sitios web de terceros. En principio parecen sitios fiables en los que los usuarios pueden comprar complementos, como conjuntos de ropa, armas o capacidades nuevas, o adquirir una manera de generar dinero electrónico para utilizar dentro del juego. Sin embargo, son sitios falsos que engañan a los usuarios para que realicen transacciones por compras o recompensas que no van a recibir. Y basta con tipear algún número de tarjeta de débito o de crédito para que empiece la pesadilla".

Estafas a partir del conocimiento de las IP de los jugadores

"La dirección IP es una ubicación única en Internet para cada usuario-explicó el director de Defendamos Argentina-. Una vez que los agresores conocen su dirección IP pueden llegar a averiguar su dirección física, su nombre completo y otra información privada. Con esos datos, los delincuentes podrían organizar ataques para robar su información financiera y la de su cuenta en el juego".

Phishing o robo de datos

"Se trata de una versión para juegos de la famosa estafa phishing, que consiste en engañar a un usuario para que revele los datos de su cuenta. Los estafadores envían un correo electrónico a los jugadores que informa que deben confirmar su contraseña e información de acceso. Si los jugadores hacen clic en el enlace del correo electrónico, se les dirige a una página de inicio de sesión falsa que les pide su usuario y contraseña, lo que logra que se roben los datos de las cuentas de los jugadores", sostuvo Javier Miglino.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados