El allanamiento y la detención se hicieron en el marco de la causa en la que se investiga si efectivos de esa dependencia participaron del asalto a un fabricante de calzado y financista de Olivos, a quien le robaron $ 200 mil.

La Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de Moreno-General Rodríguez fue allanada y un policía fue detenido en el marco de la causa en la que se investiga si efectivos de esa dependencia participaron el mes pasado de un asalto a un fabricante de calzado y financista de Olivos a quien le robaron unos 200 mil pesos en un falso procedimiento policial.

Fuentes judiciales informaron ayer que los allanamientos a la DDI ubicada en General Rodríguez y a otros seis domicilios fueron realizados por el fiscal de Vicente López Martín Gómez y personal de la Auditoría General de Asuntos Internos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires.

Por el caso, ya son dos los policías de la DDI detenidos y tres los que fueron desafectados de la fuerza.

ADEMÁS:

Cayó una banda acusada de cometer robos y entraderas

Los allanamientos que se iniciaron la noche del lunes y culminaron ayer a la madrugada forman parte de un desprendimiento del procedimiento del viernes pasado, en el que fue detenido un capitán de la policía bonaerense Walter Eduardo Robles conduciendo un Chevrolet Onix blanco con patente adulterada que estaría implicado en aquel robo ocurrido en Olivos.

Esa detención ocurrió sobre la avenida General Paz, a la altura del barrio de Versailles, en Capital Federal, y del partido de Tres de Febrero, en provincia, cuando el paso del Onix fue detectado por el Anillo Digital.

El nuevo policía de la DDI Moreno apresado fue identificado por las fuentes como el oficial subinspector Jonatan Damián Ramírez, quien se suma así al capitán Robles.

Según la fuente judicial consultada, Ramírez es el policía que proporcionó a Robles aquel Onix que tenía patente y números de chasis y motor cambiados y que fue visto por un testigo como uno de los vehículos usados por la banda que actuó en Olivos. Pero en el procedimiento del viernes en la General Paz, también fue identificado el subcomisario Miguel Torres de la DDI Moreno, quien circulaba cerca del Onix en una camioneta Ford Ranger de su propiedad en la que, al ser requisada, se encontraron en la caja del vehículo 120.000 pesos en efectivo.

El viernes, el capitán Robles quedó detenido a disposición del Juzgado Federal 8 porteño por la adulteración de la patente y las numeraciones del auto Onix, pero con el subcomisario Torres no se adoptó ningún temperamento.

De todas formas, ese día y por decisión de Asuntos Internos de la bonaerense, Torres y Robles fueron desafectados de la fuerza, al igual que en las últimas horas sucedió con el oficial subinspector Ramírez.

Según los voceros, los policías de la DDI Moreno le dijeron al personal policial que los interceptó el viernes en la avenida General Paz que estaban en medio de una "operación encubierta" en la que con los 120.000 pesos estaban yendo a comprar droga a un narco que estaban investigando, pero nada de eso pudo ser corroborado.

"En los allanamientos secuestramos en la DDI el libro de guardia, el registro de entrada y salidas de sumarios y copias de las investigaciones llevadas adelante por estos policías y no encontramos nada que justifique el dinero, ni las misión encubierta que dijeron que estaba realizando", dijo a Télam una fuente judicial. Además, en la casa de una ex pareja de Robles se secuestró ayer un auto con pedido de secuestro en La Matanza y en otro de los objetivos también se presentó personal de Gendarmería con una orden de allanamiento de la justicia federal de Morón.

"Si bien al principio se investigó como un robo cometido por falsos policías, tenemos la sospecha de que en Olivos actuaron verdaderos policías que podrían ser estos de la DDI Moreno, que fueron a extorsionar y a robar a la víctima", explicó un investigador.

El asalto ocurrió el 5 de septiembre en una casa en José Ingenieros al 1200 de Olivos, partido de Vicente López, donde cuatro o cinco hombres vestidos con chalecos de policías irrumpieron con la excusa de estar realizando un allanamiento e incluso le exhibieron al propietario una supuesta orden judicial.

La víctima del falso allanamiento fue un fabricante de calzado que, de acuerdo a la investigación, se dedica también a la compra y venta de dólares y que ese día tenía alrededor de 200.000 pesos para una operación de ese tipo.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados