El falso médico fue condenado a dos años y cuatro meses de prisión. Atendió a más de 500 pacientes en Llavallol y en su domicilio particular.

Carlos Murguía, un falso médico que atendió en un par de consultorios a más de 500 pacientes, fue condenado a dos años y cuatro meses de prisión por los cargos de ejercicio ilegal de la medicina, usurpación de títulos y honores y falsificación de documento público.

Además, se aclaró que la condena será de cumplimiento efectivo y, de este modo, seguirá preso y cumplirá en prisión la pena impuesta en un juicio abreviado.

El falso médico había sido detenido el 4 de junio pasado durante la investigación realizada por el fiscal de la Unidad Funcional de Investigaciones N°8, de Lomas de Zamora, Javier Martínez y el ayudante fiscal, Alejandro Alleno.

En esa investigación se habría determinado que atendió a una cantidad de pacientes en la clínica Luzuriaga SRL, ubicada en Luzuriaga 246, en la localidad de Llavallol.

BY546RWIARHABIE6JSTXM2ABG4.jpg
Falso médico: las fichas de los pacientes de Llavallol.

Falso médico: las fichas de los pacientes de Llavallol.

En ese lugar funcionaba el “Centro médico laboral Luzuriaga SRL”, donde el condenado atendía con documentación falsa que lo acreditaba como médico habilitado para ejercer, presentando en dicho centro asistencial, copias del título de médico graduado el 29 de septiembre de 2017, presuntamente emitido por una universidad privada, con la especialidad de médico clínico”, según se indica en la causa.

La Justicia sospecha que en ese consultorio de Llavallol atendió alrededor de 500 pacientes, entre los que se encuentran 150 niños.

Mientras que sospechan que atendió a más personas en otros lugares y en su casa de Moreno.

Ante las autoridades del mencionado Centro Médico, Murguía presentó un título universitario falso y simuló estar registrado a nivel nacional con una matrícula correspondiente a otro profesional.

Con estos documentos falsos comenzó a trabajar en mencionado sanatorio donde ejerció como médico, sin los requisitos objetivos legales.

El caso del falso médico quedó al descubierto porque la titular de la matrícula que figuraba en el diploma falso que presentó Murguía y en el sello que usaba para validar las recetas de los remedios que suministraba, comenzó a recibir llamados de laboratorios que le ofrecían muestras gratis de los medicamentos que había recetado.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados