Padula había salido en su moto desde su casa en Hurlingham para ir a visitar a su novia cuando un móvil de la Comisaría 1ª de La Matanza, sin luces, lo embistió y terminó matando. Ni se saben los resultados de la autopsia.

E n la madrugada del último 25 de septiembre, en una esquina de la localidad de San Justo, un joven que circulaba en moto fue impactado por un patrullero policial, sufriendo heridas que le ocasionaron la muerte de manera inmediata.

A partir de este siniestro vial, la familia de la víctima fatal viene transitando un camino lleno de escollos, con una investigación que no avanzó, en la que no se dio intervención a otra fuerza de seguridad para realizar las pericias como indica el protocolo y a más de dos meses del hecho todavía no se conocen los resultados de la autopsia al cuerpo.

Fernando Ezequiel Padula, de 23 años, había salido en su moto desde su casa en Hurlingham para ir a visitar a su novia Florencia, quien reside en las cercanías del cruce de Hipólito Irigoyen y Thames de esa zona de San Justo, conocida como barrio San Nicolás, donde un móvil de la comisaría 1era. de La Matanza lo embistió. De acuerdo a la denuncia de los familiares del joven “ese patrullero que estaba en un estado calamitoso, no tenía paragolpes y no le funcionaban las luces. Así andaba por la calle, a las 2.45 de la madrugada, cuando se lo llevaron por delante y después se armó una escena para culparlo a él de lo sucedido”.

Sin que se ordenara la presencia de personal de Gendarmería o Prefectura, debido a que en el episodio estuvo involucrados efectivos policiales, el cuerpo sin vida de Padula permaneció tirado en ese esquina durante más de cuatro horas, rodeado de patrulleros y sin que ninguna ambulancia llegara al lugar, en base a los comentarios de los vecinos.

Otra de las irregularidades residió en los padres de Fernando Padula recién se enteraron a las 10 de la mañana, sin que la primera explicación de lo ocurrido resultara convincente. Hoy, con el paso de los días, ya van 73, muchas de las situaciones que padecieron en esas horas de conmoción y dolor encuentran cierta “explicación” en las posteriores irregularidades en la investigación de la causa, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción Nro. 3 de La Matanza, que “se encuentra estancada”.

Al margen de “no tener todavía el informe final de la autopsia, que se supone va a arrojar una conclusión de como se produjeron las lesiones que sufrió, tampoco sabemos en que situación están los dos policías que iban en ese patrullero”, refirieron los familiares de la víctima.

LEA MÁS:

Según trascendió, los efectivos que iban en ese móvil fueron identificados como Matías Ezequiel Arispe (quien conducía) y Verónica Beatriz Acosta, ambos imputados en el expediente por “homicidio culposo”, del que se desconoce que medidas de prueba se pidieron para certificar como fue la secuencia de este siniestro vial con trágico final. Roberto Padula, padre del joven, contó que “entre otras cosas que tuvimos que soportar lo de la Morgue Judicial de Lomas de Zamora superó todos los límites, nos trataron de mala manera y hasta tuvimos que reconocer el cuerpo en un estacionamiento. Nos dijeron que, en menos de un mes, estaría el resultado final de la autopsia y todavía estamos esperando”.

“En definitiva, la causa se encuentra estancada y cuando a uno le pasan estas cosas, descubre lo desamparada que está la gente, sobre todo aquellos que no podemos pagar uno de esos abogados que se acercaron a pedirnos dinero para que se mueva el expediente”, concluyó el hombre.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados