Sonia Rebeca Soloaga negó su participación en el homicidio de un matrimonio, en Parque Avellaneda. Reconoció que mintió sobre un supuesto asalto, al que interpuso como coartada. Está con prisión preventiva

La oficial de la Policía de Ciudad, detenida y acusada por el doble crimen del Parque Avellaneda, negó su participación en el hecho y reconoció que mintió sobre un supuesto asalto, al que interpuso como coartada. Tras negarse a declarar, pidió ser indagada y ofreció una serie de argumentos poco convincentes, en la causa donde se encuentra procesada con prisión preventiva por los asesinatos de María Delia Speranza y Alberto Antonio Chirico, el matrimonio al que mataron de sendos balazos en la cabeza para robarles una suma de 80.000 dolares, en un hecho ocurrido el pasado 11 de junio en una vivienda de la calle Eduardo Garzón al 3500.

Sonia Rebeca Soloaga (de 34 años y quien prestaba servicios en la comisaría 9C de la Policía de la Ciudad) dijo que el mismo día de los homicidios había extraviado su arma reglamentaria y la suma de 300.000 pesos (cuyo origen se desconoce) en el baño de una estación de servicio y entonces, por temor a ser sancionada por la fuerza por la perdida de la pistola 9 mm., mintió e inventó que fue víctima de un asalto, en el que efectuó dos disparos para defenderse.

Ahora se conoció que Soloaga, quien se había negado a declarar al ser apresada un mes más tarde del hecho, a pedido de su abogado Juan José Kavanagh pidió su indagatoria ante la titular del Juzgado en lo Criminal y Correcional Nro. 63, Vanesa Peluffo, y la fiscal Estela Andrades.

"Negó su participación en el doble crimen y pese a que en la causa hay testimonios que indican que frecuentaba a las víctimas casi a diario, dijo que sólo las conocía porque eran vecinos de la parada, que tuvo sólo tres charlas con ellos y que nunca entró en su casa", trascendió, en relación a sus dichos, en los que buscó desvincularse de los asesinatos de Chirico y Speranza durante el robo a su domicilio con fines de robo. También reconoció que la denuncia que radicó de un supuesto asalto que sufrió en la esquina Culpina y Recuero, del Bajo Flores, el mismo día del doble crimen, fue falsa, pero dijo que la inventó para justificar que había perdido su arma reglamentaria y un bolso con 300.000 pesos en el baño de una estación de servicio.

ADEMÁS:

El Jagüel : denuncian por abuso sexual a una docente de un jardín

Detienen a joven que abusó sexualmente a una adolescente en un colectivo

"Contó que recién se dio cuenta de que le faltaba el arma al mediodía, que se puso muy nerviosa. Dijo que por eso dejó el celular policial con geolocalización en un comercio de la zona de su parada, para ir a buscar el arma y el dinero y que no se advirtiera que estaba fuera de su zona. Además sostuvo que pensó en ir a su comisaría a contarle todo a su jefe, pero que no lo hizo porque temía perder el trabajo", precisó uno de los investigadores del caso, al dar cuenta de los argumentos expuestos por la oficial.

Otro de los detalles que se conocieron es que "pese a que al denunciar el falso robo sus colegas le encontraron 70.000 pesos en una campera, negó que tuviera en su poder esa cifra y señaló que sólo eran 7.000 y otros 2.000 en su mochila. Y admitió que tenía deudas por préstamos personales y créditos bancarios que había sacado".

Cabe recordar que el último 26 de julio, la jueza Peluffo procesó a la oficial Sonia Soloaga como autora de "robo agravado por haber sido cometido con un arma de fuego en concurso real con homicidio criminis causa, reiterado en dos oportunidades, cometidos mediante arma de fuego y alevosía" y "falsa denuncia", y le trabó un embargo de 1.500.000 pesos sobre sus bienes. También lo hizo con su novio, el también efectivo de la Policía de la Ciudad, Diego Pachilla por el delito de "encubrimiento doblemente agravado", aunque sin prisión preventiva y recuperó la libertad.

Se dio por probado que el pasado 11 de junio "entre las 12 y las 14.30, ocasión en la que Soloaga aprovechó la relación que había logrado forjar con los habitantes de la vivienda porque el domicilio era cercano a la parada donde, por meses, prestó sus servicios de calle y, Chirico, especialmente, le habilitaba el uso del baño y le ofrecía algunas comidas", se concretó el doble crimen de Parque Avellaneda. La magistrada remarcó que los policías "pergeñaron un plan para así ingresar a la vivienda, y apoderarse de dinero en efectivo en una suma aproximada de entre 70.000 y 80.000 dólares, en moneda extranjera y pesos argentinos, ejerciendo violencia sobre aquellos y mediante la utilización de un arma de fuego, una pistola marca Beretta asignada por la Policía de la Ciudad a Soloaga", se registraron los asesinatos.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados