El acto que se realizaba en el Espacio Cultural Universitario de Rosario debió suspenderse porque Lorena Verdún, esposa del fallecido líder narco, increpó a los autores, Germán de los Santos y Hernán Lascano

Rosario sumó otro capítulo de tensión en torno al narcotráfico cuando este miércoles se realizaba la presentación del libro sobre la poderosa banda de Los Monos y la misma debió ser suspendida debido a la irrupción de la viuda de Claudio el Pájaro Cantero, el líder asesinado en 2013.

El evento se llevaba a cabo en el Espacio Cultural Universitario (ECU), donde sorpresivamente los protagonistas no fueron los autores de la publicación, los periodistas Germán de los Santos y Hernán Lascano sino Lorena Verdún, madre de los hijos del ex líder de la banda narco.

Tensión en la presentación del libro sobre Los Monos 1

La mujer acusó a los periodistas de haber recibido dinero para "escribir infamias", defendió a Cantero y mantuvo un tenso cruce con los periodistas, así como con Roberto Caferra, quien apenas pudo anunciar a los autores antes de que irrumpiera Verdún.

"Así como ustedes averiguaron de mí familia yo voy a averiguar de la familia de ustedes", amenazó la viuda, quien se quejó de que el libro llevara en tapa la foto de un fallecido que –según ella- nunca tuvo problemas con la Justicia.

Qué dijeron los autores

"Lo que nos recriminó es que habíamos escrito sobre su ex marido sin autorización y también que habíamos cobrado plata de determinado centro de salud, una cuestión que no entendimos bien. Francamente es una cosa infamante y sorprendente", dijo Lascano.

Embed

El libro

“Los Monos, historia de la familia narco que transformó a Rosario en un infierno”, reza en su portada la publicación que traza un recorrido no sólo por la faceta narco de la banda de Los Monos, sino también por las inversiones millonarias en infraestructura, logística y compra de servicio policial y político.

“El trabajo de Lascano y de los Santos retrata también la íntima relación del fútbol con la expansión de las arterias del tráfico en la ciudad. En una urbe donde, aparentemente, la convivencia entre rivales de Rosario Central y Newell’s Old Boys siempre se vive al filo, el negocio de la cocaína une a las camisetas por un lado mientras que por otro genera disputas intestinas que se dirimen con balaceras y sangre salpicada”, describe el sitio rapto.com.ar.