Las conclusiones de las pericias las comunicó la fiscal Laura Margaretic. La causa se recaratuló como doble homicidio culposo, sin imputados ni pistas firmes para dar con su autor. Estupor de las madres de los chicos.

A poco más de diez meses de una investigación cuestionada por su falta de respuestas, el informe oficial sostiene que las muertes de dos chicos, ocurridas en una ruta en las afueras de la ciudad bonaerense de Benito Juárez, se produjo por un “accidente”, en referencia a un supuesto siniestro vial.

Este hecho que tuvo como víctima a los adolescentes Agustín Bustos y Agustín Rodríguez (ambos de 15 años) ha motivado el permanente reclamo de sus madres, quienes ante la novedad sobre las conclusiones de las pericias de Gendarmería Nacional que fuera comunicada por la fiscal Laura Margaretic, expresaron su rechazo e incredulidad frente a este giro en la causa, que por los resultados de la autopsia fue calificada como “homicidio doloso” y ahora se recaratuló como “doble homicidio culposo”, sin imputados, ni pistas firmes para dar con su autor.

Luego de decenas de marchas, la instalación de una carpa de protesta en la plaza principal de Benito Juárez, reunirse con la gobernadora María Eugenia Vidal, el ministro de Seguridad bonaerense Cristian Ritondo y el Procurador General de la provincia de Buenos Aires Julio Conte Grand, Alejandra Bustos y Daniela Guzmán, las mamás de los Agustines, recibieron con estupor las “explicaciones” sobre lo sucedido en aquella madrugada del último 9 de enero.

En conferencia de prensa, la titular de la Unidad Funcional de Instrucción de Azul, Laura Margaretic, sostuvo que “las pericias de Gendarmería confirmaron algo que veníamos manejando en el expediente desde mediados de abril, que trató de un accidente” y en tal sentido, precisó que la causa definitivamente se re-caratula como “doble homicidio culposo” en lugar de “homicidio doloso”, tal como se aplicó en principio a partir de la autopsia realizada por el médico forense Hernán Musciatti.

En tal sentido, la fiscal del caso de Los Agustines manifestó que “a los pocos meses comenzaron a surgir algunas dudas, debido a que no encontrábamos indicios contundentes de estar ante un ataque, a la par que funcionarios de Policia Científica plantearon dudas sobre la autopsia realizada por Musciatti y sugirieron hacer una revisión criminalística de la causa. Se envió a la Dirección de Criminalística de La Plata donde fue analizado por dos expertos, concluyendo que se investigue el hecho como un posible accidente y se haga una junta médica que revise la autopsia. Entonces, varios profesionales revisaron la documentación y las fotos, advirtiendo que había algunas lesiones que no se habían constatado en el informe original y planteaban que eran compatibles con heridas propias de accidentes viales”.

LEA MÁS:

Sobre la posterior intervención de Gendarmería Nacional, ante la sospechas de “encubrimiento” por parte de la Policía bonaerense, Margaretic dijo que a pedido de las madres de las víctimas se accedió a ello y que “las nuevas pericias, que incluyeron una reconstrucción en el lugar del hecho, también nos dan como conclusión, en coincidencia con el primer informe que teníamos, que toda la lesionología que presenta Agustín Bustos y las de Agustín Rodríguez son compatibles con un siniestro vial. Esto es determinante”.

Por lo tanto, reafirmando la teoría del accidente, adelantó que “a partir de ahora investigamos un homicidio culposo, De las pruebas y pericias surge que no se trata de un típico accidente por arrollamiento o de tránsito. Los Agustines llegaron al lugar en sus bicicletas, las depositaron, las dejan y apoyan las mochilas para descansar, incluso se puede aventurar que se disponían a fumar un cigarrillo, son sorprendidos y ahí ocurre el siniestro”.

Mientras sobre la presunta actitud del conductor que sería de un camión de gran porte que provocó el episodio, al margen de haber incurrido en el delito de “abandono de persona”, la fiscal expresó que “hay un dato comprobado y es que a los cuerpos los movieron de su posición original. El lugar de reposo final de los cuerpos era el pavimento, por eso la mancha de sangre que es la única evidencia física que pudo recoger la Policía Científica,sobre la ruta 86, con bordes irregulares y similares al cuerpo de Agustín Rodríguez, que luego es corrido y existe la huella de la sangre, del arrastre desde la calzada hacia la banquina”.

“No explicamos todo esto con anterioridad sabiendo de la conmoción social que todo este caso genera , porque queríamos estar seguros. Lo queríamos confirmar antes de salir a hablar con la sociedad que se trataba de un accidente”, explicó Margaretic, quien agregó que “se abre otra instancia como es dar con el autor del accidente. Se trata de un caso difícil, sin cámaras de seguridad, donde no se encontraron restos de vehículos, no hay arrollamiento con impacto de frente, pero igual confiamos en las pericias que se están llevando a cabo”.

Aparecen en esta nota: