El hecho ocurrió en Barracas. El subcomisario fue identificado como Raúl Medina que falleció luego de que tres delincuentes los sorprendieron cuando estaban sacando el dinero de una recaudación.

Un subcomisario retirado de la bonaerense que trabajaba de custodio murió al tirotearse con un ladrón tras un intento de robo en la puerta de una empresa de encomiendas en Barracas.

El hecho ocurrió a la mañana en Iriarte y Juan Madera, de esa zona de Capital Federal. La agencia de noticias Télam recolectó por parte de fuentes policiales que el subcomisario fue identificado como Raúl Medina y que falleció luego de que tres delincuentes –uno armado- los sorprendieron cuando estaban retirando el dinero de la recaudación.

LEA MÁS:

Explicaron, además, que les exigieron la entrega del dinero retirado y que, finalmente, uno de los asaltantes disparó su arma. Casi al mismo tiempo, otro de los empleados de seguridad extrajo su arma y también disparó.

Así uno de los presuntos asaltantes cayó herido de bala a 30 metros y murió por la gravedad de las heridas. Según los voceros, los otros dos ladrones huyeron, aparentemente hacia la villa 21/24 de Barracas, y uno de ellos estaría herido.

Fuentes de la Policía de la Ciudad indicaron que el joven fallecido era parte de la banda, al lugar se acercaron para hablar con la prensa la madre y las hermanas del civil fallecido, a quien identificaron como Eduardo Godoy (27), de nacionalidad paraguaya, y negaron que fuera un delincuente.

LEA MÁS:

“Cayó a la hora equivocada y le dieron un tiro porque lo agarró desprevenido pero no salió a robar nada así que primero averigüen”, dijo la mujer, quien afirmó tener “muchos testigos” que pueden verificar su versión.

Por último, otra vecina llamada Emilce señaló que ella iba detrás de Godoy para realizar unos trámites cuando “los dos delincuentes lo acribillaron” al igual que a Medina y “salieron corriendo” por Iriarte.

“No era ningún delincuente, Eduardo no tuvo nada que ver. Hubo muchos disparos y tuve que esconderme detrás de un árbol”, concluyó.

Además, trabajaron en la búsqueda de cámaras de seguridad que pudieran haber captado el momento del hecho, o bien la llegada o la fuga de los delincuentes..

Aparecen en esta nota: