Luego de que el Senado aprobara el proyecto de ley que limita las excarcelaciones, las comisiones Justicia, Legislación Penal y Presupuesto de la Cámara baja convocaron a una reunión

El femicidio de Micaela García en Entre Ríos generó un impacto en la Cámara de Diputados, que hoy buscará emitir dictamen en un plenario de comisiones a favor de una iniciativa para crear un Registro Nacional de Delincuentes Sexuales (RENADESE).

Luego de que el Senado aprobara el proyecto de ley que limita las excarcelaciones, las comisiones Justicia, Legislación Penal y Presupuesto de la Cámara baja convocaron a una reunión plenaria conjunta a las 16:30 en el anexo del Palacio Legislativo para poner en consideración el proyecto que busca crear un registro de violadores.

El martes pasado, había fracasado la reunión plenaria por falta de quórum, pero ahora habría acuerdos suficientes para encaminar un dictamen consensuado, luego de que se incorporaran a la propuesta oficialista, cuyo autor es Diego Mestre (UCR) aportes del proyecto del democristiano Juan Brügge .

A las 17.30, la Comisión de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia, que preside la radical Alejandra Martínez, recibirá a los padres de la adolescente asesinada en Entre Ríos, Néstor García y Andrea Lescano, para relatar la tragedia de su hija y expresar sus anhelos de Justicia y sus pedidos concretos al Congreso.

LEA MÁS:

El proyecto que impulsa Mestre prevé que el nuevo registro de violadores sea publicado en el sitio web del Ministerio de Justicia y que incluya no solamente el nombre de los delincuentes, sino además una foto actualizada, el domicilio y la carátula de la causa en la que fue procesado.

La idea es complementar la Ley 26.879 de 2013, que consagró el Registro Nacional de Datos Genéticos Vinculados a Delitos Contra la Integridad Sexual.

El aporte de Brügge al dictamen de consenso es la incorporación de una pena accesoria para los violadores con condena firme, quienes (de aprobarse el proyecto) tendrán que presentarse una vez al mes ante el tribunal que dictó la sentencia en su contra (o en su defecto ante el juzgado respectivo) para rendir cuentas de las actividades laborales y sociales que realizan.