Desde el Ejecutivo siguen tendiendo lazos con la oposición, gremios incluidos. Buscan bajar el tono de la confrontación para intentar alcanzar un armisticio que posibilite estabilizar la economía

Mientras el sindicalismo comienza a rearmarse de cara al nuevo escenario político, el gobierno intenta acordar una "tregua" con la oposición -de la que forman parte los gremios- en pos de estabilizar la economía.

El lunes el Ejecutivo publicó en el Boletín Oficial la resolución por la cual se fija un aumento escalonado, aplicable en los meses de agosto, setiembre y octubre, del salario mínimo, vital y móvil que así llegará a los $16.875, luego del laudo ministerial aplicado ante el rechazo de los sindicatos a la propuestas patronal de aumento del último viernes.

Con los sindicalistas, al igual que con el resto de la oposición, el gobierno busca bajar el tono de confrontación. El candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio, Miguel Pichetto, inauguró en Quilmes Oeste una "mesa políticosindical" que apoyará a la fórmula del oficialismo el 27 de octubre y tiene de referente al dirigente de la Federación de Químicos y Petroquímicos, Jorge Coassini. También estuvieron presentes Julio Insfrán (Centro de patrones y oficiales fluviales), Rubén Salas (Federación de químicos y petroquímicos), Marcelo Peretta (Farmacia y Bioquímicos), Carlos Villagra (Farmacia y Mutuales) y Alejandro Poli (Federación de remiseros).

La mayoría de los gremios enrolados en la CGT apoyan la candidatura de Alberto Fernández y desde el Frente de Todos hay un claro mensaje de bajar la conflictividad para no espantar votantes habida cuenta de la ventaja obtenida en las primarias del 11 de agosto.

Sólo algunos sindicalistas, como el ex triunviro Juan Carlos Schmid, apoyan de manera explícita el reclamo de las organizaciones sociales para que el gobierno declare "la emergencia alimentaria" -visibilizada en una fuerte movilización por el centro porteño-, demanda que tuvo su correlato con un duro comunicado de la Pastoral Social el último jueves, y ayer con la presentación que hicieron intendentes bonaerenses de la Casa de la Provincia.

ADEMÁS:

Grabois propuso una reforma agraria: "Nadie puede tener más de 5 mil hectáreas"

Economistas consideran que llegó muy tarde, pero que su impacto fue positivo

En este marco, algunos gremios han comenzado a mover sus fichas de cara al nuevo escenario político devenido de las PASO y ya se observan nuevas alianzas para lo que va a ser la disputa por la nueva conducción de la CGT, en el primer semestre de 2020. En la sede de calle Azopardo admiten que resultará muy difícil que Héctor Daer y Carlos Acuña terminen el mandato que, formalmente, caducará en agosto del año próximo.

Varios gremios aeronáuticos se alejaron del Fresimona (Frente Sindical para el Modelo Nacional), el armado que hizo Hugo Moyano en su acercamiento al kirchnerismo. "Ese alejamiento no fue gratis y ahora las fichas se mueven", alertó una fuente sindical consultada.

En este sentido, ayer se conoció el lanzamiento de una lista opositora del gremio APTA (técnicos aeronáuticos), que conduce desde hace 27 años Ricardo Cirielli. El histórico dirigente había sido secretario de Prensa en Independiente, club que conduce el camionero, y producto de estos enfrentamientos, renunció el año pasado.

De hecho, la agrupación "Frente La Voz De APTA" anunció ayer que competirá en los comicios de renovación de autoridades del gremio con la Lista Celeste, que estará encabezada por Alberto Salas como secretario general. Esta lista competirá contra la Lista Naranja de Cirielli en las elecciones del próximo día 17 de octubre, donde 3500 están habilitados para votar.

Por otra parte, ayer en Casa Rosada se ufanaban de la "paz" con la oposición cimentada para intentar estabilizar el sistema financiero. El ala política ganó terreno y se busca "llegar al 10 de diciembre" como primer objetivo pese a que el sábado 7 de septiembre comenzará formalmente la campaña electoral.

En declaraciones radiales, el secretario de Fortalecimiento Institucional, Fernando Sánchez, opinó que "nadie le tiene que hacer un favor-al contendiente (pensando en las elecciones), le tienen que hacer un favor al país. Y si no quieren hacerle un favor, al país, al menos no hacerle un daño" y remarcó que "la Argentina necesita que sus dirigentes construyan consensos básicos y elementales".

En tanto, ayer pasadas las 16 ingresó por explanada Rivadavia, el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, que acompañó a Mauricio Macri en una nueva reunión con empresarios, esta vez, del rubro alimentario.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados