El ex financista declaró este martes ante el juez federal Sebastián Casanello durante una audiencia que se desarrolló bajo estricto hermetismo y durante la madrugada.

El arrepentido Leonardo Fariña estimó ayer en unos “77 millones de dólares” el dinero que el detenido empresario Lázaro Báez habría lavado “a partir de la muerte del ex presidente Néstor Kirchner” y hasta 2011.

Fariña se expresó en esos términos al declarar ante el juez federal Sebastián Casanello durante una audiencia que se desarrolló bajo estricto hermetismo y durante la madrugada, un horario inusual para los tribunales de Comodoro Py.

El financista llegó el martes a las 23 y su declaración se extendió hasta las 5 de ayer, para garantizar las condiciones del Programa de Protección a Testigos e Imputados en el cual está incluido.

Ante el titular del Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal 7, Fariña llegó al cálculo de la fortuna que lavó Báez por las distintas operaciones de transferencias y compras de bienes tales como “las adquisiciones de los campos El Entrevero, en Uruguay, y El Carrizalejo, en Mendoza, la compra de SGI y una cooperativa”.

Además, aseguró que en las operaciones de lavado de dinero también intervinieron los financistas Santiago Carradori, Federico Elaskar, Maximiliano Goff Dávila y Carlos Molinari: “Sabían que era plata de Báez y cada uno se quedó con una parte, más o menos el 5 por ciento”, declaró.

Fariña cuenta con dos procesamientos por lavado de dinero en esta causa y estuvo detenido varios meses en otra investigación por evasión tributaria agravada por disposición de un Juzgado de La Plata.

La ampliación de su indagatoria se produjo horas después de que el ex financista Federico Elaskar también declarara como imputado y lo acusara a él de que “le robaba plata a Lázaro” Báez.

Según sostuvo Elaskar, Fariña le robó plata a Báez aunque aclaró que no sabía “exactamente cuánto” aunque “sí que fue mucho”.

En ese sentido, Elaskar aseguró que Fariña le sacaba dinero a Lázaro, pero como no podía justificar su patrimonio consiguió un testaferro, al que identificó como Carlos Molinari (el empresario también procesado), a quien le pedía que le pagara su casamiento con Karina Jelinek, los autos y los viajes.

Las indagatorias continuarán los próximos días y se extenderán hasta el 6 de junio próximo, cuando tiene cita el empresario Báez.

Las nuevas indagatorias fueron fijadas por el juez atendiendo un fallo de la Sala I de la Cámara Federal que ordenó que se vinculen las maniobras de lavado de dinero con las obras públicas que el kirchnerismo concedió al empresario Báez.

LEA MÁS:

En este marco, el juez Casanello rechazó este martes la apelación de la Unidad de Información Financiera (UIF) a su negativa a llamar a indagatoria a la ex presidenta Cristina Kirchner en el marco de este expediente.

El magistrado había declarado improcedente el pedido que el organismo efectuó el pasado 24 de abril para citar nuevamente a indagatoria a Cristina Kirchner, Julio De Vido, José López, Nelson Periotti y Carlos Santiago Kirchner por el delito de asociación ilícita.

El 8 de abril del año pasado, Fariña declaró durante ocho horas ante Casanello. En esa indagatoria pidió ser imputado protegido y habló de Báez, de Néstor Kirchner y Cristina Kirchner.

“La realidad es que a diferencia de otros empresarios, más allá del negocio que tenía en común Néstor Kirchner con Lázaro Báez, Lázaro guardaba parte del dinero de Néstor Kirchner proveniente de los negocios y cuando Néstor muere, Cristina no estaba al tanto de todo lo que Báez tenía. Esto me lo contó Lázaro Báez a mí”, había dicho Fariña.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados