Mientras los intendentes de la provincia están reclamando algún aporte extra por parte de la provincia para saldar algunos rojos que se estarían observando en diversas administraciones, surge la idea, los peores temores de Axel Kicillof y de toda la oposición, de que "la administración de María Eugenia Vidal tiene un enorme faltante de caja que le complica cerrar las cuentas de este año"

Entre la "tierra arrasada" y las "bases firmes" para el despegue hay un amplio margen que separa las apreciaciones, del futuro gobernador Axel Kicillof y la gobernadora en retirada María Eugenia Vidal, sobre la situación en la que se encuentra la provincia de Buenos Aries.

Primero fue la discusión sobre la deuda, no sólo el monto sino los plazos, si en pesos o en dólares, pero poco a poco, ese debate se fue apagando y dejó paso a cuestiones más específicas esa generalidad.

Hubo un "consenso tácito" en tono de la deuda provincial y no se insistió demasiado entre los actores. Se aceptó que, en 2015 la deuda real de la PBA era 7,1% del Producto, 8,3% en 2019, y la media de provincias que participan en el mercado de crédito es 11,4%. Lo que sería algo normal, digamos.

Vidal y Scioli dejarían según está mirada general, no aceptada por las partes del todo, la misma deuda, una diferencia a favor de Scioli del 1,1% pero desde el gobierno resaltan "el gasto en obras".

Argumentan desde el gobierno de Vidal, que entre 2015 y 2019, el gasto de capital de la provincia habrá sido u$d 7.070 M, de los cuales unos 6.000 M fueron a obras, duplicando la inversión de los dos mandatos de Scioli, unos u$d 3.500 M cada mandato.

En fin, a la deuda provincial la ubican en el orden de los u$d 12 mil millones como la real recibida y la dejada, desde el gobierno de Vidal, el futuro gobernador no admite esa paridad y habla que Scioli dejó 9 mil millones, tres mil menos, y agregar que el porcentaje en moneda extranjera también es más alto y el plazo más corto… "tierra arrazada".

La diferencia entre los 9 y los 12 se acorta con la metáfora que "clavó" el ministro Hernán Lacunza, el FdT saca "el pie de la balanza cuando la nutricionista no mira" para esconder unos kilos, unos u$d 1.840 millones más de deuda en lo que denomina "esqueletos financieros", 1,1% del Producto.

Y así, en los números generales, el acuerdo de las partes quedó cerca, aunque no fue absoluto, pero luego empezaron a surgir otros detalles que son importantes.

Mientras los intendentes de la provincia están reclamando algún aporte extra por parte de la provincia para saldar algunos rojos que se estarían observando en diversas administraciones, surge la idea, los peores temores de Axel Kicillof y de toda la oposición, de que "la administración de María Eugenia Vidal tiene un enorme faltante de caja que le complica cerrar las cuentas de este año".

Cabe consignar que el déficit formal autorizado por el Presupuesto para el ejercicio 2019 es de unos 40 mil millones, pero desde el campamento opositor advierten que ese número ascenderá a 70 mil millones de pesos. La diferencia es de 30 mil, los números son elocuentes para cualquier economía familiar, pero la provincia de Buenos Aires es una familia inmensa. Igual son varios miles de millones la diferencia.

Los números son casi una anécdota para un Presupuesto que engloba a unos 930 mil millones de la moneda nacional. Pero sobre esa anécdota se discute y se alza la voz, con mucha intencionalidad política.

Pero esto es, en términos generales, una globalidad; un desfase de 20 o 30 mil millones en el déficit provincial que tiene sus puntos particulares, como es la discusión que se instaló en el Directorio del Banco de la Provincia sobre unos bonos cuyos vencimientos operan en diciembre de este año.

El Ministerio de Economía pidió al Directorio de la entidad financiera canjear un bono de 4 mil millones de pesos que se emitió en diciembre de 2016 y que vence a comienzos de diciembre por otro equivalente, que le da un año más de plazo. La polémica se disparó.

Son, en total, 4.259.606.000 pesos. "Esta Provincia requiere a este Banco el canje de bonos de vuestra tenencia, por un nuevo bono", se lee en el documento dirigido al presidente del BAPRO, Juan Curutchet.

La movida fue considerada "inusual" por algunos directores, que hablaron lisa y llanamente de un "default" de la deuda provincial. También advirtieron por las consecuencias penales que podría acarrear para quienes avalen el pedido.

La oposición calcula que a Vidal no le cierran las cuentas. Y estiman que la Provincia necesitará varios miles de millones para hacer frente a pagos de salarios, jubilaciones y deudas a enero de 2020.

El bono es parte de la "deuda no registrada" a diciembre de 2015, dicen en el ministerio de Economía bonaerense, y responde al déficit de la Caja de Jubilaciones del Banco, originada en los ejercicios de entre 2012 a 2017. El gobierno de Vidal tomó la decisión de "formalizar" esa deuda que arrastraba la provincia con el Banco, pues hasta 2017 era la provincia la que debía de responder por el déficit de la Caja previsional de la entidad financiera; ahora ya no, pues, con la nueva normativa, es el Banco el que debe costear el déficit de la Caja de sus jubilados. 16 mil millones se estima la deuda que contrajo la provincia por la absorción de déficits de esta caja previsional, este bono es solo una parte.

Visita pesada

La vicegobernadora electa y actual intendenta de La Matanza, Verónica Magario se reunió a los senadores del futuro oficialismo, a partir del 10 de diciembre, y fijó su impronta en dos cuestiones muy sensibles.

Por un lado, anunció que se conformará la bancada única del FdT. Se trata de 20 senadores en total, de los cuales 13 fueron electos en las pasadas elecciones generales bajo el sello electoral FdT. Estos, que aún no asumieron, se sumarán a otros 7 senadores que fueron electos en 2017 y que hoy se reparten en tres bancadas diferentes, tales como son los bloques del Unidad Ciudadana-FpV, PJ Unidad y Renovación y el bloque massista del Frente Renovador.

La mandataria bonaerense resaltó la colaboración, "el gesto" dijo, de todos los senadores, en particular, y dirigentes, en general, del FdT, para lograr la unidad, y resaltó que se trata de una meta "que se debe lograr a nivel nacional, provincial y en todos los órdenes".

Está palabras, sin lugar a dudas, no pasaran inadvertidas en la otra Cámara que comprende al Poder Legislativo provincial, la Cámara de Diputados. Allí, aún están lejos de la unidad y se venía hablando de mantener las "identidades de los bloques", al margen de la "unidad en la acción".

Por otro lado, la matancera, ya hizo sonar el teléfono nacional y se cargó en sus espaldas reclamos históricos, y mencionó los reclamos que tendrá la provincia con el gobierno nacional, que comandará el futuro presidente Alberto Fernández.

"Tenemos que trabajar. Sí hay una deuda pendiente con la provincia de Buenos Aires de hace muchísimos años. Hay que terminar con esas injusticias que existen de distribución de fondos y la provincia de Buenos Aires siempre ha sido la más afectada, así que hay que trabajar sobre estos temas", adelantó Magario sobre lo que le pedirán al gobierno de Alberto Fernández.

Enroque raro

La concejal de San Vicente, Natalia Sánchez Jaúregui, que integra Juntos por el Cambio desde el momista partido FE, se mandó una jugada de salón que no para de dar novedades.

En principio, no logró conseguir lista para pelearle la intendencia al actual intendente Mauricio Gómez, que fue por la reelección, aunque terminó siendo derrotado por el FdT.

En compensación logró ser candidatura a diputada provincial, en segundo lugar, en la lista de JxC, en la quinta sección, no en la tercera donde pertenece el distrito de San Vicente. Por lo que finalmente estará jurando como tal en algunas horas más.

En el oficialismo sanvicentino están sorprendidos. Y todo el arco político sanvicentino miró con atención la maniobra.

Pero la cosa no termina allí, al asumir como diputada Sánchez Jaúregui dejará una banca libre en el Concejo Deliberante con mandato hasta el 2021. Esa banca será ocupada por Alejandra Izarriaga, que viene de trabajar como directora de Ayuda Social Directa del municipio de San Vicente.

La novedad es que esta dirigente, para sorpresa de muchos, se incorpora a la CC ARI de San Vicente, para continuar con el trabajo territorial en el distrito, desde Juntos por el Cambio.

"Seguiré trabajando por y para la gente como lo hice en Desarrollo Social buscando dar respuesta a las necesidades de los sanvicentinos con respeto, compromiso y empatía", aseguró la ahora cívica Izarriaga.

Nueva grieta

En las últimas sesiones del año, en las que se aprobaron cuestiones importantes en el Concejo Deliberante de Tigre, se comenzó a mostrar los primeros signos de la "nueva grieta" entre distintos sectores del oficialista FdT.

Los ediles que responden a Malena Galmarini de Massa, junto a los integrantes de Juntos por el Cambio y el peronista Javier Forlenza intentaron no dar quórum ausentándose.

Solo 14 concejales sobre los 24 del Cuerpo asistieron para el tratamiento de proyectos de importancia: se aprobarían más tarde; tal como el Presupuesto 2020, las ordenanzas Fiscal e Impositiva 2020 y la Ordenanza de Protección de Humedales.

A la anunciada de antemano ausencia del peronista disidente Javier Forlenza, se sumó la de los concejales de JxC Segundo Cernadas, Matías Cassaretto, Carla Camman, Camila Benedit, Ana María Ramos Fernández Costa y Victoria Burs y los ediles del Frente Renovador Malena Massa, José Paesani y Fernando Mantelli.

Así, se dio una rara "alianza" entre JxC y el malenismo en un intento de no dar quórum al oficialismo, que no terminó saliendo.

Se especulaba con la posibilidad de que algún concejal del oficialismo estuviera ausente, cosa que no ocurrió, y hubo además una "traición" en los amarillos, ya que Richard Edwards decidió asistir al legislativo.

ADEMÁS:

Gustavo Béliz reapareció y se ocuparía de modernizar el Estado

Horacio Rodríguez Larreta presentó al Gabinete para la Ciudad

Derrumbe de ventas en los supermercados y shoppings en septiembre

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados