La víctima ingresó al hospital Evita Pueblo pero nunca reportaron su fallecimiento y lo dejaron en la morgue. Sus hijos fueron a preguntar en tres oportunidades al nosocomio, pero siempre les negaban la presencia de su padre allí. Finalmente, pudieron dar con él tras iniciar una campaña que se viralizó en las redes sociales

Una familia de Berazateguiatravesó una verdadera odisea para dar con el paradero de un jubilado de 74 años, que estuvo desaparecido durante cinco días hasta que, en el peor de los finales, lograron encontrarlo sin vida en la morgue del Hospital Evita Pueblo, donde habían ido a consultar en tres oportunidades cuando se encontraba desaparecido, pero, de manera inaudita, les negaron que se encontraba allí pese a que tenía el DNI entre sus pertenencias.

Conforme iban transcurriendo los días, la desesperación e incertidumbre aumentaban. Tras recorrer todas las clínicas y centros de salud de Berazategui, e incluso en hospitales de Quilmes y Florencio Varela, sus hijos llegaron a buscarlo hasta en arroyos y la costa del Río de La Plata, en Hudson. La angustia de no encontrarlo los llevó a pensar lo peor.

A Jorge Ramírez, sus seres queridos lo vieron por últimas vez el miércoles 23 de noviembre. “Ese día mi papá estaba en perfectas condiciones”, contó a DIARIO POPULAR Valeria Ramírez, una de sus hijas. Pero al día siguiente, su padre ya no respondió más el celular.

“Era normal que no respondiera, a veces iba a hacer compras y dejaba el teléfono en su casa. Vivía solo”, agregó.

El viernes tampoco respondió los llamados y el sábado por la mañana fueron a buscarlo a su domicilio, porque la situación ya no era normal. Allí tampoco lo encontraron y al caer la tarde el miedo se hizo más fuerte. La primera reacción de los familiares fue buscar en las clínicas y hospitales de la zona.

LEA MÁS:

“Fuimos al Hospital Evita Pueblo y nos dijeron que no había ingresado ningún paciente con las características ni los datos filliatorios de mi papá”, detalló Valeria y, luego, remarcó: “En ningún lado lo habían atendido. Parecía que se lo había tragado la tierra”.

Sin ninguna respuesta y con el temor a cuestas, luego de hacer la correspondiente denuncia de averiguación de paradero en la Comisaría 1ra. de Berazategui, iniciaron una campaña en las redes sociales que se viralizó rápidamente. De esa manera, llegaron a dar con el empleado de una estación de servicio de Bernal, que se dirigía a su trabajo en un colectivo de la línea 98 cuando observó a Jorge sufrir una descompensación.

“Ese joven nos dijo que el colectivero hizo descender a todos los pasajeros y llevó a mi papá a la Clínica Sábato, donde ya habíamos ido a preguntar varios días atrás y nos habían dicho que no estaba. Volvimos a ir desesperados y no había registros porque el libro de ese día ya estaba archivado, por lo que nos pedían esperar hasta el otro día”, sostuvo la hija del jubilado.

Pero no estaban dispuestos a esperar tanto y, con la versión de que lo podrían haber trasladado de ese sanatorio, regresaron por tercera vez al Hospital Evita Pueblo, donde, una vez más, en la administración les negaron que estuviese ahí. Sin embargo, una empleada de seguridad del nosocomio escuchó el lamento de los hijos y les recomendó consultar en el sector de la vieja Guardia, donde funciona actualmente la unidad de Terapia.

Allí, tras insistir reiteradamente, los llevaron a la morgue y pudieron encontrar a su padre, que se encontraba fallecido desde el jueves 24 de noviembre. “Cuando les pedimos explicaciones, nos dijeron que habían radicado la denuncia en la comisaría, una versión falsa porque nosotros comprobamos que no fue presentada con el propio comisario. Nunca reportaron su muerte. Entre sus pertenencias estaba su DNI, con su domicilio actualizado, pero nunca se interesaron por él, lo trataron como a un perro y lo dejaron tirado en una heladera”, lamentó Valeria, quien ayer pudo enterrar a su padre en el Cementerio Municipal de Berazategui y se encuentra a la espera del resultado de la autopsia que determinará las causas de la muerte.

Denuncian casos similares

Al trascender el caso de Jorge Ramírez, otras personas denunciaron haber atravesado situaciones similares, en las que el nosocomio berazateguense, de jurisdicción provincial, no reportó los fallecimientos pese a que los pacientes tenían documentos.

“A mi me paso lo mismo con un familiar que había desaparecido, al que habían corrido unos ladrones para robarle la bicicleta y cruzó la Ruta 2, pero no vio que venía un colectivo que lo atropelló y lo ma­tó. Fue a parar al Hospital Evita Pueblo teniendo sus documentos encima, pero jamás nos avisaron y nosotros lo buscamos por todos la­dos, hasta que se nos dio por ir a los bomberos que intervinieron en el accidente y nos dijeron que lo habían llevado a ese hospital. Así fue como lo encontramos, pero pa­ra ellos era un NN cuestiona aun­que su documento estaba en la ad­ministracion”, relató Alma Ochoa.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados