Con un gol de Silvio Romero de cabeza, Independiente le ganó el clásico a Racing 1-0 y se convirtió en el nuevo líder de la Liga Profesional de Fútbol.

Embed

Independiente se impuso en el Libertadores de América y derrotó a la Academia en una nueva edición del clásico de Avellaneda gracias al tanto de Silvio Romero a los 68 minutos. Con este resultado, el Rojo saltó a lo más alto y terminará la quinta fecha del certamen como único puntero.

Cuando no habían explicaciones para el empate sin goles que protagonizaban debido a las incontables situaciones, el goleador del equipo de Falcioni se puso el partido al hombro y quebró el marcador para desatar el festejo de todo el conjunto local.

A los 68 minutos, Fabricio Bustos habilitó por derecha a Palacios, el "Tucu" se metió en el área y la tocó hacia el medio con un pase a media altura para que el "Chino" Romero la mande a las redes con una ejecución con el parietal izquierdo.

En medio de un clima adverso por lluvias y vientos que deterioraron el estado del campo de juego, el partido ofreció un menú repleto de ocasiones que no se concretaron de milagro en ninguno de los dos arcos.

Los dos fueron de menor a mayor hasta tomar impulso. Pero Racing fue el que asumió la iniciativa. La dupla ofensiva entre Enzo Copetti y Lisandro López fueron una amenaza constante para el Rojo, que a los 12 minutos sufrió la primera aproximación de peligro: Copetti combinó con Javier Correa, quien luego tiró un centro rasante, pero la pelota desfiló por el área chica sin encontrar ejecutante.

Al cuarto de hora del encuentro, Lucas Romero se retiró lesionado, tras llegar infiltrado por una molestia en la zona isquiotibial, y complicó a Independiente. En su lugar ingresó Domingo Blanco.

Para el final del periodo inicial, empezó el concierto de errores abajo de los tres palos. La primera fue para el local, cuando Arias despejó con lo justo un centro desde la derecha y la pelota le quedó servida al colombiano Roa, que con un toque sutil disparó por arriba hacia el fondo de la red. Pero, cuando se preparaba para gritar el primero , llegó a salvar de milagro Leonardo Sigali.

Sobre el cierre del primer tiempo, Racing tuvo su posibilidad más cercana al gol. Javier Correa engendró una buena individualidad en la puerta del área, sacó un remate que se desvió en el camino y el arquero Sebastián Sosa tuvo una gran reacción para salvar al Rojo.

Y en el complemento otra vez era inexplicable que no se conviertan goles, hasta que apareció Silvio Romero y forzó el desahogo de todo Independiente con un cabezazo letal a metros del arquero racinguista.

Se lo terminó llevando el Rojo y el festejo fue doble, porque le ganó a su eterno rival luego de 4 años y se subió a lo más alto de la tabla de posiciones con 11 unidades. Además, solo recibió un gol al cabo de las cinco jornadas. La herida de la Sudamericana comienza a sanarse y las puertas a una nueva ilusión se abren para el conjunto del Emperador.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados