No es la primera vez que el ex entrenador de Independiente apela a la confusión para intentar desarrollar su estrategia de permanente victimización, en sintonía con episodios del pasado que lo tuvieron como un protagonista muy funcional al oportunismo

Ariel Holansiempre pateó en varias direcciones. Por lo menos desde que comenzó a frecuentar los estruendos del fútbol. Y quizás antes también.

En Independiente, el hombre de 59 años que hoy dirige a la Universidad Católica de Chile, terminó de armar su propio personaje desparramando oportunismos, mentiras de ocasión, lágrimas de cocodrilo a diestra y siniestra, bancando en público a la familia Moyano, destratando en privado a la familia Moyano, almorzando en la Casa Rosada y yendo al pie de Mauricio Macri mientras fue presidente de la Argentina y ahora señalando que Macri quería poner preso a Hugo Moyano utilizando como marco su rol de titular de Independiente.

Holan en estos años en que sintió en la piel que podía ser un protagonista virtuoso del ambiente del fútbol argentino, aceleró como suelen acelerarse los imprudentes en las relaciones cotidianas.

Y en esa aventura con desenlaces anunciados, se empeñó a viajar en la misma dirección que sopla el viento. El problema, no menor, es que ya lo vienen delatando sus contradicciones flagrantes y queda al desnudo frente a las distintas audiencias que no hace demasiado tiempo le arrojaban flores.

En definitiva, Holan perdió lo que no se recupera: credibilidad. La rifó desde aquel momento en que a las pocas horas de consagrarse como entrenador de Independiente, campeón de la Copa Sudamericana el 13 de diciembre de 2017 en el Maracaná de Río de Janeiro, anticipó que dejaba el club y que esa decisión era indeclinable.

ADEMÁS:

Holan: "Macri quería meter preso a Moyano a través de Independiente"

Más rápido que los bomberos en una situación de gravísima emergencia, volvió sobre sus pasos y planteó que esa renuncia fulminante quedaba sin efecto. Y regresó a Independiente casi como un héroe solidario, cuando en realidad nunca se había ido.

Aquel recordado y confuso episodio nunca aclarado, blanqueó el show decadente que Holan fue reivindicando. Claro que no fue casual. En el instante de máxima repercusión periodística, pegó un sartenazo absolutamente inesperado (unido a su disputa con el preparador físico Alejandro Kohan, al que empujó a desvincularse) que reveló algo más evidente que su sinuosa fragilidad argumentativa. Era la estrategia incomprensible de un líder claudicante que denunciaba severas fallas de conducción.

Fallas de lecturas futbolísticas y extrafutbolísticas que Independiente padeció durante su tránsito por el club, más allá de una conquista internacional valiosa como la Copa Sudaméricana.

No creció Holan con el éxito. Por el contrario: el éxito siempre efímero y embriagador, le desacomodó los papeles por completo. Y lo desequilibró. Lo delató. En lugar de armonizar con el plantel para continuar la obra, confrontó como si tuviera la necesidad imperiosa de dar a conocer que era una especie de gerente general con una carga de vanidad y autoritarismo insoportable.

Se debilitó de tal manera su figura que no le quedó otra posibilidad que abandonar Independiente a fines de mayo de 2019 entre silencios y un perfil sensible a la más pura resignación. Nunca más se recuperó. Ni logró recuperar las adhesiones con las que supo contar en circunstancias muy favorables.

Ese estallido de fama repentina que lo envolvió en su primera temporada en Independiente lo dejó flotando en la superficie. Y ahora en una reciente comunicación por Zoom volvió a activar los flashes deshilachados del pasado. Y mezcló todo (Macri, Moyano, barras, arbitrajes) para intentar victimizarse.

El nuevo stand up de Holan solo podría divertir y entretener a los eternos despistados. Pero ya está. Su tiempo ya pasó. En Independiente no lo extraña nadie.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados