Especialistas en ciberseguridad advierten sobre las vulnerabilidades que tienen estas aplicaciones y realizaron una serie de consejos para poder maximizar la seguridad mientras se está conectado

Especialistas en ciberseguridad alertaron sobre las vulnerabilidades que tienen las aplicaciones y otras plataformas de videoconferencias, en tanto que realizaron una serie de recomendaciones para poder maximizar de la mejor manera posible la seguridad a la hora de estar conectado en ellas.

A raíz de la pandemia del coronavirus que azotó al mundo entero, las apps y páginas de videoconferencias en vivo se han desbordado de millones de usuarios que, día tras día, trabajan y estudian para darle una continuidad laboral y educativa a sus vidas.

No obstante, el "Zoombombing" ha dado mucho de qué hablar en las últimas semanas. Este concepto, que hace referencia a Zoom, una de las aplicaciones de este tipo más conocidas a nivel mundial, remite a una alarmante ola de "trolls" (usuarios de internet que, con una identidad falsa o anónima, llevan a cabo acciones malintencionadas en la web) y crackers (personas que rompen o vulneran algún sistema de seguridad de forma ilícita y malintencionada), quienes interrumpen las videoconferencias con el único fin de molestar o, aún peor, espiar a los participantes de la llamada en pos de obtener información confidencial.

Para Maximiliano Galante, country manager de NeoSecure Argentina, estas plataformas, en general, "tienen algún lado débil", aunque "algunas son más débiles que otras". "Cualquier software es susceptible de ser vulnerado, lo que nos lleva a pensar ¿cuánto tiempo le lleva a una persona que se dedica a eso para lograrlo? Bajo ese concepto, todos tienen un problema siempre", indicó.

En diálogo con Diario Popular, Galante se refirió a Zoom, la cual "estuvo en boca de todos en los últimos meses porque pasó de ser una empresa muy pequeña, que ofrecía sus servicios de forma gratuita, a recolectar información comercial y a tener un crecimiento muy importante que fue superlativo en las últimas semanas a raíz del Covid-19, por lo que se vio desbordada".

ADEMÁS:

Aseguran que más del 90% de los egresos de penales es por delitos leves

Inquilinos denuncian presión para desalojar inmuebles pese a la prohibición

"Todas las cuestiones de seguridad que tendrían que haberse tenido en cuenta a detalle, salieron a la vista. A partir de allí, se expuso la información de los usuarios y grabaciones de algunas videoconferencias, puesto que no tuvieron en cuenta todos los aspectos al momento de desarrollar una aplicación para videoconferencias", añadió.

Cabe destacar que Zoom no es la única plataforma que, por ejemplo, los docentes usan para enseñarle a sus alumnos en medio de la pandemia: Skype, Meet, Google Dúo, Hangouts y Jitsi Meet son algunas de las más usadas. Sin embargo, nadie está a salvo del Zoombombing, ya que a veces existe cierta imprudencia por parte de los propios organizadores de la videollamada a la hora de tener en cuenta la seguridad de la misma.

"Estas plataformas que se usan de forma masiva históricamente no eran tan utilizadas por el común de la gente, se usaba más en un ambiente empresarial. Con el advenimiento de tener que reunirnos para hacer una clase, el concepto de seguridad no es entendido de la misma forma por todos, y siempre hay que tener en cuenta que alguien puede buscar el momento para hacer algo fuera de lugar", expresó el country manager de NeoSecure Argentina.

Recomendaciones

Bajo esta línea, Galante llevó a cabo una serie de sugerencias a tener en cuenta a la hora de crear una sala para realizar una videoconferencia. Según precisó, es menester "tratar de ser el moderador de la conversación y tener la potestad de sacar a una persona que realice un comentario inadecuado y tener la posibilidad de arrancar todas las videoconferencias con la cámara apagada por un tema de seguridad y cuidando la privacidad".

"Para que estos tipos de cosas no sucedan se debe generar un ID único para esa conferencia en particular, es decir, no usar el genérico que te da al momento de crear la conferencia, y no pasar la contraseña por la misma vía en la que pasamos el link de la reunión. Se puede pasar la contraseña por privado por WhatsApp, por ejemplo", agregó.

Sin embargo, insistió en los cuidados que se debe tener en las plataformas en las que no es necesario una aplicación para crear o formar parte de una videollamada. Un claro ejemplo es la de Jitsi Meet, en la que ingresando a meet.jit.si se puede crear una sala en segundos sin necesidad de instalar ningún programa en el dispositivo. "Sobre esas aplicaciones, hay que tener más cuidados porque hacen uso de muchas características propias del sistema operativo de la computadora a la cual se está conectando y existe un poco más de riesgo de ser vulnerado en comparación al de una aplicación", aseveró.

Finalmente, el especialista concluyó: "Uno tiene que usar de forma racional aquellas plataformas, no debemos enviar información confidencial a través de estas vías. Ese tipo de información debe ser manejada de forma más tradicionales, cifrando los archivos y cuidándolos".

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados