Los equipos en el lugar del derrumbe en Miami, del 24 de junio, empezaron a retirar los escombros debajo de la piscina y el garaje. Hay nueve argentinos desaparecidos.

En el séptimo día en el que las cuadrillas de rescate remueven sin desmayo los escombros del edificio colapsado en Surfside, Miami, con el saldo momentáneo de 18 cuerpos extraídos, las autoridades bregaron este miércoles con las lluvias y en el horizonte la amenaza de una posible tormenta tropical.

En una rueda de prensa cerca del siniestrado Champlain Towers South, que la madrugada del pasado 24 de junio se desplomó en cuestión de segundos, la alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, dio a conocer que la nueva cifra de desaparecidos es de 147 mientras las personas localizadas son 139.

"Vamos a hacer todo lo humanamente posible para salir adelante y vamos a hacerlo juntos", prometió Levine Cava. Tanto el gobernador de Florida, Ron DeSantis, como la alcaldesa de MiamiDade, se refirieron a cómo pueden afectar las ondas tropicales que avanzan hacia el Caribe y pueden dar lugar a tormentas con nombre a las tareas de búsqueda. DeSantis recordó que ya se ha iniciado la temporada de huracanes y se están tomando "muy seriamente" los sistemas que están en camino y aseveró que se tomarán las "medidas necesarias por si hay que responder" a un posible ciclón.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) señaló que un sistema de baja presión que avanza rumbo a las Antillas tiene un 80% de posibilidades de convertirse en una depresión en los próximos cinco días, un pronóstico que ha puesto en guardia a las agencias locales y estatales.

Kevin Guthrie, director de la División de Manejo de Emergencias de Florida, dijo que un equipo federal se sumará para aportar esfuerzos en caso de la llegada de una tormenta tropical al sur de Florida. La alcaldesa mencionó que las inclemencias del tiempo han acompañado las tareas de búsqueda y rescate desde el inicio, pero no las han interrumpido y dijo que así va a seguir siendo, mientras que el alcalde de Surfside, Charles Burkett, dijo que los perros utilizados en las operaciones de búsqueda no se inhiben por el mal tiempo. El director de los bomberos de Miami-Dade, Alan Cominsky, insistió en el "duro trabajo" que los equipos de rescate están realizando en una situación "extremadamente difícil y peligrosa".

ADEMÁS:

Una perra se escapó y toca el timbre de su casa al volver

Murió Donald Rumsfeld, ex secretario de Defensa de los Estados Unidos

"Seguimos absolutamente trabajando y buscando", dijo Cominsky, quien, en referencia al estado del edificio semiderrumbado, indicó que cuando la maquinaria pesada levanta planchas grandes de hormigón armado que hay en los escombros se desmoronan.

Los equipos en el lugar de derrumbe han empezado ya a retirar los escombros debajo de la piscina y el garaje del edificio, que se desplomó la madrugada del 24 de junio y redujo a escombros más de 50 unidades del total de 136 que tenía. Como ejemplo de la magnitud de la tarea se informó de que se calcula que cada apartamento de los 55 desplomados pueden haber producido dos millones de libras (908.000 kilos).

En la rueda de prensa, la primera de las dos que se ofrecen a diario en el lugar, se habló también de la atención que se está prestando a las familias de víctimas afectadas por el derrumbe y las autoridades agradecieron a las 26 organizaciones de todo tipo que están presentes en el centro habilitado para ellas en un hotel. Destacaron que al menos ya unas 30 familias han recibido apoyo económico y emocional.

Mientras la investigación sobre las causas del derrumbe está en sus inicios, ya se sabe que por lo menos desde 2018 Champlain Towers South tenía un daño estructural importante y que cuando se produjo el derrumbe en el edificio se realizaban obras en el techo con vistas a pasar la certificación requerida por haber cumplido 40 años. También se ha apuntado a una posible conducta negligente por parte de un funcionario de Surfside que en 2018 dijo que el edificio estaba en buen estado pese al informe de ingeniería que advertía de lo contrario.

En una carta fechada en abril de este año, la presidenta de la comunidad de vecinos del edificio, Jean Wodnicki, señaló que el deterioro estaba empeorando y eran necesarias reparaciones que ascendían a 15 millones de dólares. "Cuando se puede ver el concreto agrietado, eso significa que la barra (de metal) de refuerzo que lo mantiene unido se está oxidando y deteriorándose debajo de la superficie", alertó Wodnicki.

En tanto, hoy trascendió también la que es la tercera demanda colectiva en Miami-Dade contra la asociación del condominio, en este caso entablada el lunes por Raysa Rodríguez, residente que vive en el noveno piso del edificio Champlain Towers South, así como de otros residentes en situación similar. Esa demanda se suma a otra interpuesta el sábado en nombre de Steve Rosenthal, que residía en la suite 705 del Champlain Towers South, y de una primera entablada por otro residente, Manuel Drezner, que reclama 5 millones de dólares.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados