Luego de que su pareja abusara de sus hijas, Claudia Leguizamón abrió un lugar en el barrio El Progreso de Virrey del Pino donde les da merienda y cena a 60 chicos.

Se sobrepuso a una terrible experiencia familiar, que aún no está cerrada, y organizó un comedor y un merendero que cada vez recibe más chicos en el humilde barrio El Progreso de Virrey del Pino, por lo que solicita el apoyo de la comunidad.

Claudia Leguizamón se define como “la encargada” del barrio, surgido hace pocos años y ubicado junto al Frigorífico Yaguané, a la altura del kilómetro 38 de la Ruta 3. “Siempre estaba gestionando máquinas para reparar las calles y otras obras”, recordó, y por eso sus hijas de 13, 12 y 7 años quedaban al cuidado de su pareja.

Pero el año pasado, tuvo la peor noticia: ese hombre había abusado de las dos mayores y manoseado a la de más corta edad. “Lo denuncié y a la semana lo detuvieron. Sigue preso, y estoy esperando que la causa se eleve a juicio. Pero a mis hijas les arruinó la vida; la de 12 años (su nombre se reserva) acaba de estar internada porque se hizo varios cortes en el cuerpo”.

ADEMÁS:

La crisis económica golpea a Isidro Casanova

Desde el dolor

Claudia perdió su casa, ya que quien fue su pareja, cuando se enteró de la denuncia, “me prendió fuego todo”. Pero pese a la terrible situación, y a instancias de su hija de 13 años, que veía que había muchos chicos en el barrio que tenían problemas alimentarios, decidió abrir un comedor y merendero “que cada vez recibe más chicos, porque hay mucha necesidad”.

La merienda se ofrece a las 17.30 -consistente en una chocolatada- y luego a las 21 se sirve la cena. La Municipalidad proporciona distintos alimentos, pero como el número de asistentes crece -actualmente es de 60- piden la colaboración de la comunidad. “Además entregamos una vianda a muchos chicos que vienen y que sabemos que tienen hermanitos en sus casas”, indicó Claudia.

La comida se sirve en un lugar que no tiene techo, y ante la llegada de días con clima frío y lluvioso, necesitan una estructura cerrada. “Estamos terminando el baño”, precisó la responsable del comedor y merendero del barrio El Progreso, quien agregó: “Invitamos a todos los que quieran ayudarnos a que vengan y miren. Toda la ayuda que recibimos se la damos a los chicos”, enfatizó.

Claudia Leguizamón indicó que “nos vendría muy bien una olla más grande para preparar la comida, y también ropa, abrigos, calzado y frazadas para darles a las familias que no cuentan con esos elementos y deben hacer frente a las temperaturas más bajas”.

“Tengo 43 años, me crié en la calle, donde con mi hermana juntaba botellas de vidrio y huesos para reunir unos pesos. Y ahora soy una mamá que me preocupo por mi familia y los chicos del barrio”, agregó.

En ese sentido, anticipó que gestionará un operativo sanitario “porque estoy viendo que hay muchos que tienen problemas en la piel, granos, y necesitan atención”

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados