A los hijos de Ramón Agapito Aguiar les dijeron que tuvo un paro cardíaco en el trabajo. Cuando llegaron, un móvil de una casa de sepelios estaba por llevarse el cuerpo. Denunciaron que lo vieron golpeado y ensangrentado

Un muerte "dudosa" y todas las sospechas de su familia. El cuidador de un criadero de cerdos de la localidad bonaerense de Vicente Casares falleció el pasado 8 de julio mientras estaba trabajando y si bien su certificado de defunción indica que sufrió un paro cardíaco, sus hijos afirman que fue víctima de un asesinato, con una posterior trama de encubrimiento. En tal sentido, vienen denunciando una serie de irregularidades y a pesar del paso de "un tiempo prudencial" esperan por las respuestas que los investigadores del caso, a cargo de la fiscal Norma Pippo, "todavía no nos dieron".

Ramón Agapito Aguiar, un jubilado de 73 años, había empezado a cumplir funciones de sereno en ese campo del kilómetro 50 de la ruta provincial 205, en Vicente Casares (partido de Cañuelas), a fines del año pasado, ya que su familia y los dueños del establecimiento son vecinos en la localidad de Máximo Paz. De esta manera, sumaba unos pesos a su magro haber de 11.000 pesos mensuales que percibía, realizando tareas en esa chanchería, en la que trabajaba junto a otros dos jóvenes.

Hasta que sus hijos recibieron la infausta noticia en horas de la noche del último 8 de julio, cuando les comunicaron que su padre había fallecido de un paro cardiorrespiratorio y tras la conmoción inicial, llegó la incredulidad sobre lo sucedido. Tras desplazarse al criadero de cerdos, al observar el cuerpo comenzaron a notar que "algo no andaba bien", a partir de ciertas cuestiones, como las de "tener ropas manchadas con sangre debajo de la limpia", que le habrían colocado cuando llamaron a una cochería para que retiraran el cadáver.

"Cuando llegamos al campo, ya era de madrugada y había una ambulancia de una casa de sepelios a la que habían llamado para llevarse el cuerpo. Nos dijeron que había muerto de un ataque al corazón, que unos días antes lo habían llevado al hospital y que ya había tenido un paro cardíaco, pero su recuperó y le dieron el alta, mientras nosotros ni enterados estábamos de eso. El dueño quería hacer todo rápido y eso alimentó más nuestras sospechas", contó Valería Aguiar, una de las hijas.

El expediente judicial, caratulado como "averiguación de causales de muerte", tramita ante la Unidad Funcional de Instrucción Nº 2 Descentralizada de Cañuelas, a cargo de la fiscal Norma Pippo, quien le comentó a los familiares de Ramón Aguiar que "por el momento, todo se basa en el resultado de la autopsia, que indica que tuvo un paro cardíaco", tal lo certificado por el médico Santiago Barronile.

No obstante, sus hijos apuntan: "Creemos que lo mataron para robarle la plata de la jubilación que había cobrado y sospechamos, fundamentalmente, del otro sereno, quien dijo que encontró a mi papá ya desvanecido, tirado sobre una montura de un caballo y que ahí se habría golpeado".

"No estaba enfermo, para nada. Yo lo había visto unos días antes cuando fue a cobrar la jubilación a un banco de Monte Grande. Además, nunca nos dijo que lo habían atendido los doctores del PAMI por un supuesto infarto o algo así en el hospital, como ahora nos cuenta la gente de ese campo", sostuvo la joven, quien agregó: "Mi hermano Carlos tiene la foto donde se ve que mi padre tiene golpes en la cara y en la cabeza, manchas de sangre en la camisa y en el pantalón, que tenía abajo de otra ropa que le pusieron".

Sobre el accionar de los investigadores, Valeria Aguiar afirmó: "Fuimos tres veces a la Fiscalía, pero no quisieron recibirnos esas fotos. Nos estamos en condiciones económicas de poner un abogado o un perito de parte como nos dicen que hagamos, no tenemos plata, somos gente de trabajo. Igual nos vamos a arreglar y presentamos una nota pidiendo que la causa pase a ser tratada como un homicidio y encubrimiento".

ADEMÁS:

La Plata: discutió con su hijo y le disparó un escopetazo en el abdomen

Desbarataron una banda narco que tenía entradas truchas del Nacional B

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados