En un año, el caso pasó de tener tres detenidos a dos nuevos con pruebas contundentes. La defensa de la familia del chofer asegura que hubo movimientos de la Policía bonaerense para intentar cerrar la causa y distraer la atención. "Hay testimonios que les obligaron a decir otra cosa", denuncia el abogado Walter Fidalgo. Una persona que va a atestiguar será clave para el juicio

En poco más de quince días, el caso Leandro Alcaraz tenía un testigo que se quebró al dar información fundamental, tres detenidos -uno de ellos menor- y un video filmado desde la comisaría en donde estaban en el que uno admitía haberlo asesinado. "Soy Pantriste, el que mató al colectivero. Pido perdón por haber matado por un boleto", decía el joven de 18, conocido como El Viejo, pero de nombre Jonathan Acevedo. Los otros eran Juan Alfonzo Gauto, un paraguayo de 30, y un menor de edad -17- apodado El Tanito.

Todo parecía contundente. La información se difundía por los medios de comunicación masivos y generaba el alivio popular. La Policía de la Provincia de Buenos Aires había actuado con una rapidez inusitada en un caso de conmoción nacional y que paralizó las líneas de colectivos por 24 horas en el Conurbano. Pero para la familia y la defensa había algo que no cerraba: ¿cómo entró una cámara a la cárcel? ¿Por qué los otros presos lo obligan a hablar a El Viejo? ¿Por qué le pegan? Las preguntas que los merodeaban comenzaban a encenderse como leña cuando les llegaban llamados anónimos de testigos que habían sido forzados a declarar o cambiaban sus testimonios.

ADEMÁS

Crimen de Alcaraz: aprietes a testigos, narcos y dos hermanos detenidos

Cámaras en los colectivos bonaerenses: ¿Por qué es lento el avance?

La familia de Alcaraz: "Hay inseguridad en el barrio y no se puede vivir"

Leandro Alcaraz

"El video lo planta la Policía", denuncia Walter Fidalgo, el abogado de los Alcaraz, que insiste: "Querían distraer, querían que se hablara de otra cosa, pero nosotros fuimos por más y descubrimos que detrás de esto estaban unos narcos paraguayos de la zona. Ahí entendés el por qué. Hay testimonios que les obligaron a decir otra cosa".

Crimen del colectivero trasladaron a Adolfito y El Viejo - El Noticiero de la Gente.mp4

Así, se comenzó con una investigación minuciosa que incluyó escuchas telefónicas, análisis de imágenes fotográficas y audiovisuales -una registrada por un comercio cercano al lugar del crimen-, rondas de testigos y rastreos en barrios y asentamientos precarios del Conurbano bonaerense, como José C Paz, Monte Grande, Rafael Calzada, Villa Transradio y González Catán.

"Al momento del disparo en la cabeza del chofer -el único, no fueron dos-, los asesinos corren y a una cuadra le roban el celular a una mujer", detalla el letrado en diálogo con POPULAR. Nunca se halló el aparato, pero sí se logró registrar el llamado que hicieron y de ahí el dato geográfico.

Leandro Alcaraz

Para principios de octubre, la causa viró. Tuvo otras caras como detenidos. Dos hermanos paraguayos de 18 y 22 años están acusados como autores materiales. Al de 18, que era menor al momento de la muerte, la Justicia le dictó prisión preventiva. Al otro se la confirmarán, según el abogado, debido a que hay pruebas concretas en su contra. Ambos fueron capturados en Villa Scasso, en La Tablada. Los dos trabajan para los narcos de la zona. Son de apellido Brizuela.

"En las escuchas hablaban en guaraní y hablaban del crimen", profundizó Fidalgo. O sea, tres personas estuvieron tras las rejas sin haber cometido un asesinato.

En el operativo que se llevó a cabo en Villa Transradio se secuestró un revólver calibre 38 marca Fox modelo 1930 que estaba en poder del padre de uno de los señalados -posteriormente detenido por "portación ilegal de arma de guerra"- y la pericia de la Policía Científica dio positivo: fue utilizada para matar a Leandro.

Leandro Alcaraz

Fidalgo sentencia que "hay un testimonio -protegido- que con su declaración terminará de cerrar el caso y los culpables irán presos".

En el caso interviene la UFI de Responsabilidad Penal Juvenil 2, a cargo de Emilio Spatafora, y el Juzgado de Garantías 3, cuyo titular es Norberto Ochipinti, los dos pertenecen al Departamento Judicial La Matanza. Además cuenta con el acompañamiento del fiscal Luis Geminaro y el secretario Cristian Meza. Sólo falta la fecha del juicio.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados