El comerciante de Rafael Castillo afirmó que "no recuerda" el episodio y remarcó: "No salí a matar, sino a guardar la camioneta". Aseguró que tiene "miedo" por las amenazas que recibió de familiares de los delincuentes.

El panadero que mató a tiros a uno de los cuatro delincuentes que lo asaltaron en la localidad de Rafael Castillo, partido bonaerense de La Matanza, aseguró que está “arrepentido”, debido a que no es un “asesino” sino “un laburante”, e indicó que no recuerda en detalle lo sucedido.

El comerciante, identificado como Gerardo, dijo que al igual que su esposa Vanesa, “tiene miedo”, ya que reciben amenazas por las redes sociales.

“No se puede explicar nada, ni emoción, nada, no me acuerdo. A mis hijos no los quiero sacar ni a la vereda”, señaló sobre el miedo a represalias.

“Estoy arrepentido de lo que hice, no soy un asesino, yo soy un laburante. No salí a matar, salí a guardar la camioneta. Yo agarré el arma y después la tiré, era mi vida o la de él, yo no soy Dios para decidir”, agregó compungido.

Quien también dialogó con los medios, fue su mujer quien denunció que les enviaron diferentes mensajes amenazadores: “Que van a venir a reventar la casa del panadero, que me van a prender fuego la casa, que vamos a linchar a tu marido, esas cosas”, comentó.

El hecho

Por su parte, Gerardo recordó que el suceso ocurrió cuando lavaba la camioneta de su padre junto a su hijo y se acercaron cuatro delincuentes armados, apoyados por un quinto que estaba en un auto.

“Yo salí con las manos en alto, lo único que pedí fue que baje mi hijo y no sé cómo forcejeé, no sé de dónde saqué coraje”, contó.

Y confió: “Tengo miedo, estoy laburando encerrado, anoche no pude dormir, tengo que estar sentado en una silla durmiendo en la panadería, mi hijo está mal, mi hija mayor me ve y llora, lloramos todos, es una situación de mierda”.

ADEMÁS:

Caballito: pasó semáforo en rojo, embistió un auto y mató al conductor

Panadero se resistió a un robo y mató a un delincuente

Sobre el momento en el que baleó a uno de los delincuentes expresó: “No tuve intención de matarlo, ni de tirar, es una situación difícil de explicar. El arma que estaba arriba de la camioneta no era mía, yo no tengo armas, no manejo armas, es de los chorros no mía”.

Tras reiterar que es “un laburante” y padre de “tres hijos”, Gerardo contó que maneja la panadería de su padre, que hace más de 45 años que funciona en la zona.

“Yo me crié acá, mi papá me crió acá. ¿Por qué tengo que estar así ahora?”, se lamentó.

Robos a toda hora

Por su parte, Vanesa dijo que este no fue el único hecho de inseguridad que vivieron, ya que el 6 de febrero ladrones entraron a su casa y mataron a sus dos perros. “Entraron al patio, me forzaron una rejas y no llegaron a entrar a la casa, sino nos mataban a todos”, dijo.

Además, contó que el viernes pasado escucharon “cuatro disparos” en la zona y aseguró que los robos en el barrio suceden de manera continua: “No hay horario, a toda hora te roban”.

Finalmente, la mujer pidió “protección” para su familia y para los empleados que trabajan en la panadería, quienes “por miedo” no acudieron a abrir el local.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados