Un joven de 20 años fue asesinado a martillazos en la cabeza por su propia madre. La víctima sufría trastornos psiquiátricos y -según testigos- tenía reacciones violentas. La acusada quedó detenida y se descompensó.

Un joven de 20 años fue asesinado a martillazos en la cabeza en una vivienda del barrio Cerrito de la ciudad de Mar del Plata y por hecho fue detenida su madre, quien confesó el crimen ante los efectivos policiales, a los que ella misma llamó.

Vecinos de la zona contaron que detrás del filicidio hay una “dura historia de vida”, ya que la mujer de 36 años crió en soledad a su hijo, quien padecía severos problemas psiquiátricos y que si bien ella tiene otra pareja, con la que tuvo dos niños, siempre le dispensó muchos cuidados a la víctima, quien tenía inconvenientes de conducta y solía actuar con violencia.

El trágico hecho ocurrió en la vivienda del fondo del terreno de la calle Vértiz al 5300 de esa popular barriada marplatense, tras escucharse gritos entre madre e hijo y luego el llanto desconsolado de la mujer.

Tras un llamado al 911, personal policial llegó al lugar y encontró a Cintia Evelin Leiva, quien recibió a los uniformados con un ruego: “Ayúdenme, me parece que maté a mi hijo”, mientras le señalaba el cuerpo de Axel Nicolas Leiva, quien estaba tendido sobre una cama y presentaba serias lesiones en la cabeza, en medio de manchas de sangre.

En medio de la conmoción y al haber confesado el homicidio, la mujer quedó aprehendida y los peritos secuestraron el martillo que habría sido utilizado para aplicarle los golpes letales al joven en la cabeza.

De inmediato, la madre del asesinado quedó alojada en el destacamento femenino de la Unidad Penal de Batán. Durante la indagatoria del fiscal Juan Pablo Lódola -quien la imputó, en primera instancia, por el delito de “homicidio agravado por el vínculo”- la mujer se descompensó y se debió suspender la audiencia.

LEA MÁS:

Según consignó el portal del diario La Capital de Mar del Plata, Cintia Leiva tuvo a su hijo, en 1998, cuando apenas tenía 16 años y tuvo que criarlo en soledad, ya que el padre desapareció. Se instaló en la parte del fondo de la casa de su hermana, en el mismo lugar en que ahora ocurrió este desgraciado episodio.

Luego rehizo su vida, siempre junto al niño, estableció una nueva pareja y tuvo otros dos chicos (hoy de 10 y 6 años), formando una familia, que siempre pasó muchas necesidades.

A las preocupaciones habituales el sostenimiento económico del hogar se sumó que ya, durante la adolescencia, Axel fue diagnosticado con “un complejo cuadro psiquiátrico, compuesto por retraso madurativo, esquizofrenia y brotes psicóticos”. Por lo tanto, el chico estuvo varias veces internado, debía tomar medicación y mientras convivía con su mamá, su padrastro y sus dos medios hermanos solía actuar con violencia, que resultada difícil de controlar,

“Cintia adoraba a su hijo, lo cuidaba, lo atendía”, contaron los vecinos, quienes expresaron su consternación por lo ocurrido y lejos de catalogar como asesina a la mujer, manifestaron que ella misma decía que “estaba harta de los compartamientos” de su hijo y que cada vez le costaba más “seguir aguantando”.

En el barrio Cerrito se comenta que “el pibe no quería tomar las pastillas que le recetaban, discutía con su madre y se ponía violento” y se presume que en la noche del jueves pasado, la mujer no pudo controlarse y en medio de los gritos, tomó un martillo con el que le dio varios golpes en la cabeza a su propio hijo, causándole heridas mortales.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados