Familiares, amigos y compañeros de estudios de la mujer quemada por su pareja marcharán hoy hacia la sede de la Fiscalía que investiga el caso, para exigir que no se otorgue ningún tipo de beneficio para Angel Saracho.

Mónica Garnica Luján, la joven estudiante universitaria quien fuera prendida fuego por su pareja en un episodio de violencia de género registrado en una vivienda de Berazategui el pasado 23 de diciembre, continúa internada en estado crítico, ya que a las quemaduras que le afectaron el 55 por ciento de su superficie corporal, se han sumado otras complicaciones en su estado de salud.

En tanto, sus familiares, vecinos, amigos y compañeros de estudios se movilizarán este mediodía hacia la sede de la Fiscalía que investiga el caso, para exigir que se haga justicia y no se otorgue ningún tipo de beneficio para Angel Saracho, quien está detenido e imputado por el “homicidio calificado en grado de tentativa”.

La víctima, de 25 años, sufrió lesiones gravísimas, con quemaduras de 1er. y 2do. grado, que también le generaron problemas en las vías respiratorias. Tras ser internada de urgencia en el Hospital Evita Pueblo de Berazategui, más tarde fue derivada al Instituto del Quemado, en el barrio porteño de Caballito, donde ya lleva 10 días alojada en una sala de cuidados intensivos.

“Se esperaba una evolución, pero no hay mejorías y además se agregó una anemia por la cantidad de sangre que perdió, más una infección urinaria. Sigue con respiración artíficial y en coma farmacológico. Los médicos están haciendo todo lo posible para que salga adelante y ella la sigue peleando”, indicaron sus allegados.

Para hoy a las 13 y bajo la consigna “Justicia por Mónica” se convocó a una marcha hacia la Unidad Funcional de Instrucción Nro. 3 Descentralizada de Berazategui (ubicada en la calle 14 al 3700, entre 136 y 138), donde la familia Garnica Luján, acompañada por representantes de organizaciones sociales y la colectividad boliviana a la que pertenecen, pedirá tener conocimiento cabal de la situación del aprehendido Saracho (también de 25 años), el agresor de la chica, que luego de ser detenido se negó a declarar ante la fiscal Gabriela Matías y quien quedó acusado por el delito de “homicidio calificado por la relación de pareja en grado de tentativa”.

LEA MÁS:

De acuerdo a lo trascendido, este sujeto y padre de tres hijos con Mónica Garnica Luján, argumentó en su defensa que reaccionó de manera violenta al descubrir que ella le habría enviado fotos a un compañero de la facultad (estudia para instrumentista quirúrgica en la Universidad Nacional Arturo Jauretche de Florencio Varela), a modo de “justificar” que la atacó arrojándole combustible y prendiendo fuego sus prendas de vestir.

Además, en declaración extrajudicial, sostuvo que trató de ayudarla cuando observó las llamas y por eso, sufrió quemaduras en las mano.

Si bien la fiscal Mateos aguarda por el resultado de algunas pericias y ciertos testimonios, a los efectos de terminar de completar la primera instancia de la investigación, a los efectos de solicitar su procesamiento, se presume que con prisión preventiva, debido a la gravedad de la imputación que pesa sobre Saracho (desempleado y con aspiraciones a ingresar a la Policía bonaerense). No obstante, familiares y amigos de la chica temen que exista alguna morigeración en la situación del ahora detenido y exigirán que sigue preso.

Claudia Perugino, abogada de los padres de la víctima, sostuvo que “Mónica lo había denunciado por un episodio anterior de violencia de género, convivía con un tipo violento. Era común que apareciera con moretones, ya que le pegaba y muchas veces pidió ayuda, pero también era amenazada de muerte para que no dijera nada”.

Al mismo tiempo, la letrada había revelado que, poco tiempo antes, del intento de femicidio al quemarla ocurrido el último sábado 23 de diciembre en la vivienda de las calles 116 y 24 de Berazategui, “ella retiró una denuncia que le había hecho, ya que Saracho le dijo que en este 2018 iba a empezar a estudiar para ingresar a la Policía bonaerense y que sí tenía antecedentes no iban a aceptarlo. Se presume que accedió y luego pasó esto”.

Los hijos de Mónica Garnica Luján, de 2, 5 y 7 años, fruto de su relación con Saracho, están al cuidado de sus abuelos maternos y al respecto, Freddy, padre de la chica, sostuvo que “los nietos están en casa, al mayor le dijimos que su mamá tuvo un accidente. Queremos que estén un poco al margen de esta locura, por suerte, no estaban en la casa y no vieron el ataque de este asesino”.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados