Alberto Fernández dijo que irá por la reelección. Sin embargo, para evitar provocaciones a Cristina Kirchner, un rato después se desdijo y culpó al periodismo.

Alberto Fernández se había prometido a sí mismo que no se subiría al ring. Que no respondería ninguna de las provocaciones que desde el entorno de Cristina Fernández de Kirchner lanzaron en los últimos días. Y partió a Europa dispuesto a tomar distancia. Pero a mitad de la gira, tropezó consigo mismo y aseguró que iría por la reelección, casi como quien lanza una provocación. Horas más tarde, culpó al periodismo por sus dichos y buscó bajarle el tono a la confrontación con la vicepresidenta: “No me tengo que pelear con Cristina ni me quiero pelear con Cristina”, reconoció. Y aclaró: “No estoy pensando en mi reelección”.

“La verdad es que yo no me tengo que pelear con Cristina ni me quiero pelear con Cristina, yo tengo que pelearme con un Macri, tengo que pelearme con la derecha, tengo que pelearme con los causantes de la decadencia argentina, los que generaron la deuda que hoy todavía estamos padeciendo”, repitió —como un mantra— el presidente respondiendo a una pregunta que uno de los periodistas argentinos que lo acompañan en la gira por Europa le hizo durante una conferencia de prensa que ofreció el jueves en la Embajada argentina en París.

Sin embargo, en los últimos días sus declaraciones no parecían indicar lo mismo. Apenas llegó a España el presidente advirtió que le preocupaban las actitudes que “obstruyen” sus acciones de gobierno y sostuvo que la vicepresidenta tiene una mirada “parcial” cuando traza un diagnóstico negativo de la economía porque, a su entender, no tiene en cuenta el impacto de la pandemia.

Después respondió con un “definitivamente” cuando un periodista le preguntó si se presentaría a la reelección como presidente. Ya en Alemania, lanzó una frase que muchos interpretaron como una clara respuesta a una crítica que le había lanzado Cristina Kirchner, cuando dijo “Yo no he decepcionado a parte de mi electorado”.

Así, no en una sino en varias ocaciones, Alberto Fernández trastabilló y cedió a la tentación de responderle a Cristina Kirchner en sus provocaciones, recalentando una interna que ya está ardiendo dentro del Frente de Todos.

Sin embargo, este jueves en París —horas antes de verse con el recientemente reelecto Emmanuel Macron— el presidente buscó bajar los decibeles de esa pelea. Y aseguró que no tiene ni quiere pelearse con la vicepresidenta.

“Yo no tengo una disputa con Cristina, tengo diferencias, y nosotros en el 2023 vamos a hacer lo que sea necesario para ganar y garantizar que el macrismo y que la derecha no vuelvan a sumirnos en el mundo espantoso en el que nos sumió”, dijo al finalizar la conferencia de prensa en la Embajada argentina en París.

Todo parece indicar que el siguiente capítulo de la novela sobre la interna de la coalición gobernante llegará cuando sus protagonistas principales ya estén de regreso en la Argentina.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2021-110619619 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados