Ayer, la Cámara Federal porteña reclamó que el juez federal de Dolores se inhiba de seguir investigando un hecho de supuesta extorsión a un ex colaborador de Cristina Kirchner vinculado al caso D'Alessio

La Cámara Federal porteña reclamó que el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, se inhiba de seguir investigando un hecho de supuesta extorsión a un ex colaborador de la ex presidenta Cristina Fernández vinculado al caso D'Alessio y lo mande los tribunales de Comodoro Py, informaron fuentes judiciales.

En una resolución unipersonal, el presidente del tribunal de apelaciones, Martín Irurzun, revocó un fallo con el que el juez federal Sebastián Casanello se había declarado incompetente para seguir investigando el hecho y había señalado que el caso debía pasar a Dolores.

Se trata del hecho por el que fue procesado el lobista Carlos Liñani, quien está acusado de haber invocado falsamente un supuesto vínculo con uno de los fiscales de la causa de los cuadernos, Carlos Rívolo, para extorsionar a los familiares de uno de los investigados de ese expediente.

La denuncia que dio origen a esta causa, que llevan adelante el juez Casanello y el fiscal Eduardo Taiano, fue presentada por el propio Rívolo luego de que trascendiera una grabación en la que Liñani decía conocerlo y le prometía a la familia de un imputado de la causa de los cuadernos gestionarles una mejora judicial.

Liñani se había presentado ante los hijos de Ricardo Barreiro, un ex colaborador de Cristina Fernández de Kirchner, y les había asegurado que podía ayudarlos a alivianar la situación judicial de su padre, que había sido detenido por el juez federal Claudio Bonadio, a través del falso abogado Marcelo D'Alessio.

ADEMÁS:

"Con Cristina vamos a llevar a la Argentina a donde se merece"

Mauricio Macri: "El Gato nunca se va a ir, siempre va a estar acá con ustedes"

La charla en la cual Liñani mintió sobre su relación con Rívolo ocurrió el 4 de octubre de 2018 en el Hotel Hilton de Puerto Madero, Ciudad de Buenos Aires, durante una reunión con los hermanos Pablo y Sebastián Barreiro, que la grabaron.

Casanello procesó a Liñani por el delito de "influencia mentida en grado de tentativa" luego de comprobar que el lobbista había mentido en relación a su supuesto vínculo con el fiscal Rívolo, pero en el fallo de confirmación la Cámara Federal le ordenó que investigara si Liñani no había mentido también sobre el fiscal Carlos Bonadio y el juez Stornelli.

Para ordenarle eso, la Cámara se basó en que en los audios difundidos por el portal El Cohete a la luna se podía escuchar como Liñani también decía que a través de D'Alessio y del abogado Rodrigo González podía influir sobre Stornelli y Bonadio.

Ante ese planteo de la Cámara, Casanello había planteado su incompetencia porque entendía que eso implicaba "un giro interpretativo" en el objeto de la investigación y sostuvo que el caso debía pasar a Dolores donde Liñani se encuentra imputado por extorsión en el marco del caso D'Alessio.

Esa decisión de Casanello fue apelada por la defensa de Liñani, por el fiscal Eduardo Taiano y por Stornelli como pretenso querellante.

En ese contexto, el camarista Irurzun revocó ayer el fallo de Casanello y le indicó que reclame la inhibitoria de su colega Ramos Padilla para que el hecho investigado en Dolores se acumule a la causa radicada en Comodoro Py.

Una vez que reciba el planteo, Ramos Padilla deberá decidir si acepta inhibirse en relación a ese hecho o traba una cuestión de competencia que deberá ser dirimida por un tribunal superior común a ambos jueces como la Cámara de Casación.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados