El gobierno que llega a su fin ya puso función retirada y espera requerimientos y definiciones de la futura administración que encabeza Axel Kicillof, y mientras Vidal ya estableció línea directa con muchos referentes de la futura oposición, el próximo gobernador es "inhallable".

La transición que empezó con la foto de María Eugenia Vidal y Kicillof en la Casa de Gobierno bonaerense, se extendió subrepticiamente por diferentes pasillos ministeriales.

"Ahora ya son un poco más", aclaran de ambos bandos, aunque desde el gobierno no dicen mucho, solo se limitan a repetir que "son ellos los encargados de comunicar y hacer comentarios" sobre las distintas reuniones que se han desarrollado en las dos decenas de ministerios que comprenden al Ejecutivo bonaerense.

Efectivamente el primer equipo de transición que Kicillof designó fue teniendo otros integrantes y así en las áreas económicas al primer designado, Augusto Costa, se le sumaron Pablo López, Juan Cuatromo, Cristian Girard y Agustín Simone.

En ese reordenamiento de interlocutores las áreas sociales como Salud, Desarrollo, Trabajo y Educación están Agustina Aviña, Federico Thea, Mara Ruiz Malec, Pablo Ceriani, Laura Goldberg. En las áreas productivas se repite el nombre de Augusto Costa, pero también están Javier Rodríguez, Matías Ginsberg.

La coordinación general está a cargo de Carlos "Carli" Bianco, que además tiene responsabilidad exclusiva en las áreas más políticas, incluida Seguridad.

Los movimientos de estos señores son seguidos desde la distancia por propios y extraños; aunque más por propios que por extraños. La definición del Poder Ejecutivo corresponde al gobernador electo, pero está claro que muchos dirigentes están ansiosos por saber quiénes son los elegidos.

Los extraños, los aun también indefinidos interlocutores de la oposición, que en principio reconocen casi por unanimidad a la actual gobernadora como una voz ineludible a la hora de las resoluciones últimas, también esperan cosas concretas de la próxima gestión gubernamental.

Por caso, una de las certezas que ya se empezó a reclamar desde la oposición es quién conducirá la Cámara de Diputados, pues se entiende que allí se sentará el primer interlocutor formal del gobernador Kicillof, con quien deberían empezar las negociaciones políticas.

Hay pistas sobre esa cuestión, pero nadie con seriedad puede señalar al "primus inter pares" de los diputados, y todo termina siendo opinión más que información.

De todas formas, hay opiniones que dominan el espectro legislativo, pero al mismo tiempo político.

Por un lado, están quienes consideran que un grupo de intendentes peronistas diferenciados y autobautizados como grupo Esmeralda, donde dominan intendentes de distritos grandes del Conurbano, reclaman el lugar.

Desde allí se echaron a rodar los nombres del actual diputado Federico Otermín, y el de su futuro par del interior provincial, Juan Pablo de Jesús, intendente del Partido de La Costa.

Martín Insaurralde, el intendente de Lomas de Zamora, uno de los referentes de este espacio, hace los deberes, expresó su respaldo a la elección de Máximo Kirchner para liderar el bloque del Frente de Todos en la Cámara de Diputados de la Nación. "Estoy convencido de que Máximo será un gran presidente de bloque, porque tiene una gran visión política y capacidad articuladora, es un dirigente de diálogo y consenso", dijo Insaurralde.

Hay otra tribu de intendentes que se autodifinen como kichneristas o peronistas K, donde el peso de los del interior se complementa con otros de la gran urbe, también reclaman el lugar, o en su defecto lugares.

Muchos entienden que estos intendentes ya están contenidos con la designación de la vicegobernadora Verónica Magario, que además presidirá el Senado provincial y por lo tanto los dan fuera de carrera. Pero Magario es La Matanza, "un principado independiente", reflexiona alguien al que se ve preocupado.

Pero los integrantes de este grupo de intendentes bonaerense que algunos llaman Patria no piensan lo mismo y vienen teniendo reuniones semanales donde siempre hay que silenciar a los que quieren saltar el cerco. Pasó en la reunión de días pasados en Ensenada y en la reciente que se hizo en Avellaneda.

También están quienes entienden que Carlos "Cuto" Moreno es el "interlocutor natural" del gobernador electo y sería una decisión de la política que nadie en su sano juicio está en condiciones de cuestionar. "Sería la suma de Axel y Cristina, esa decisión", explicó alguien con poder de síntesis.

El massismo que es parte de la alianza de gobierno deja pasar la pelota, pero espera la segunda instancia para ahí sí estar línea, así que el que pierde ese turno, tendrá que dejar pasar al menos dos vueltas para para poder volver a jugar.

Así es como se debate esta cuestión, aparecen otras decisiones que se esperan y que, en definitiva, terminarán dando un perfil político particular al futuro gobierno de Kicillof, que puede ser determinante del devenir de la alianza que lo llevó al poder, sino en el corto plazo, tal vez en el mediano o largo plazo.

María Eugenia Vidal, mientras tanto, nuevamente se mostró en La Matanza "sin avisar" a sus autoridades locales, visitó las obras para evitar inundaciones que, según informaron, están a punto de finalizar. Estuvo acompañada por el diputado nacional, Héctor "Toty" Flores.

También participó de la última reunión de la Mesa Agropecuaria Provincial durante su gestión, en la que les agradeció el diálogo permanente y se comprometió a seguir trabajando junto al sector a partir del 10 de diciembre.

Frente a los representantes de Carbap, Sociedad Rural, Coninagro y Federación Agraria, y acompañada por el ministro Leonardo Sarquís, la mandataria aseguró que "la mayor inversión para los caminos rurales ya la hicimos al comprar las máquinas. Ya están. Sepan que está todo listo para que se continúen los trabajos para mejorar los caminos rurales".

Ahora la gobernadora tiene el teléfono abierto y se comunica permanentemente con los referentes de Juntos por el Cambio para dar su parecer sobre las decisiones que el espacio, ya pensado como de oposición, se tiene que dar. Hay consenso sobre "necesaria unidad política" de mantener bancadas unificadas y también sobre la continuidad en la comandancia de los bloques, el diputado Maximiliano Abad y el senador Roberto Costa. Está abierta la grilla para definir las autoridades de Cámaras que suponen deberá ceder el oficialismo.

Reemplazo

El dato de que el actual intendente de San Martín Gabriel Katopodis pasaría a desempeñarse como como ministro de Infraestructura de la Nación movió las arenas políticas del distrito.

Como se trata de un intendente en ejercicio, elegido por tercera vez como tal, Katopodis en principio tendrá que asumir, para luego evitar la renunciar, pues de ser así debería convocarse nuevamente a elección; así, por lo tanto, pedirá una licencia y asumirá en su lugar el primer candidato a concejal que lo acompañó en las pasadas elecciones.

Una vez que el Concejo Deliberante le apruebe la licencia al intendente titular, asumirá el interino con olor a "definitivo", el reconocido referente peronista, actual jefe de Gabinete y ex senador provincial Fernando Moreira. Antes y después de la llegada de Katopodis al palacio municipal, Moreira se desempeñó como mano derecha del intendente. A veces cumpliendo el rol desde el Concejo Deliberante, desde el Senado bonaerense o en el Ejecutivo como secretario de Gobierno o actualmente como jefe de Gabinete.

En diciembre de 2017 Moreira terminó su mandato como senador provincial. Un mes después reasumía en el gabinete de Katopodis. Durante 2018 y 2019 mantuvo un rol similar al que cumplió en los primeros dos años de la gestión Katopodis (2011-2013) como secretario de Gobierno. Pero esta vez sería desde un nuevo espacio dentro del organigrama: la Jefatura de Gabinete.

El Concejo Deliberante también es un área que Moreira conoce en profundidad. Ocupó una banca en los períodos 1997-2001, 2007-2011 y 2011-2013, en uso de licencia, año en el que renunció para asumir como senador bonaerense.

Antes de la unidad del peronismo sanmartinense en 2011 que sacó al ivoskismo del poder local, Moreira formaba parte de reducidos bloques peronistas en el Concejo.

En 2011 ayudó a que el peronismo lograra la unidad y retornara al Ejecutivo de San Martín. Siempre fue el hombre de máxima confianza de Katopodis: primero como secretario de Gobierno, después como senador provincial y ahora como jefe de Gabinete.

Hace semanas que preside las reuniones de los funcionarios municipales. Este año encabezó la lista de concejales para ser el sustituto natural de Katopodis.

"Ciudad gorila"

Vamos a corrernos un poco del gran conglomerado urbano para ir a un gran centro urbano de la provincia tal como el distrito de General Pueyrredón.

Sucede que un proyecto de resolución fue presentado en el Concejo Deliberante de Mar del Plata en repudio a los carteles que un sindicato de trabajadores estatales puso en diversas zonas céntricas de dicha ciudad, por el resultado de las elecciones, en el que tildan a la ciudad de "gorila".

La presentación fue realizada por las concejales radicales Cristina Coria y Natalia Vezzi, luego de que la Asociación del Personal de los Organismos de Prevision Social (Apops) instalara afiches en distintas calles céntricas de Mar del Plata.

"Son una ciudad pobre y votaron otra vez al gorila. No tienen arreglo", rezaba el afiche. Las ediles señalaron que los carteles y las declaraciones vertidas luego por el titular de la Asociación del Personal de los Organismos de Previsión Social (Apops), Leonardo Fabre, "descalifican el voto y la voluntad popular".

Fabre había reafirmado el mensaje expresado en los carteles al señalar que Mar del Plata es una "ciudad empobrecida que nunca votó peronismo". "Es la ciudad con más pobreza del país y siempre fue gobernada por el antiperonismo, o sea por el odio. El 80% de la ciudad se mantiene con vida gracias a los hoteles sindicales", indicó. Y agregó: "Tenemos derecho a opinar. Por eso opinamos. Para que dejen de ser gorilas y decidan asumir su verdadera realidad".

Según establece el proyecto, los dichos "conllevan una subestimación del voto popular, base fundamental en la que está construida la democracia y/o un pensamiento totalitario que denuesta, agrede o intenta callar a quienes piensan diferente".

"Desconocer la voluntad popular, transitando por el camino de la conflictividad no va a lograr otra cosa que agravar la desconfianza y el malestar en la población", mencionó la concejal Vezzi.

ADEMÁS:

Los depósitos en moneda extranjera cayeron 19,3%

Cómo quedará el Frente de Todos en el Senado

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados