"No somos 'adolescentes caprichosos'", señaló Fernando Gray, intendente de Esteban Echeverría, en una carta abierta dirigida a Máximo Kirchner.

"Máximo Kirchner: ¿Representa al peronismo de la provincia de Buenos Aires o a La Cámpora?", se pregunta el intendente del partido bonaerense de Esteban Echeverría, Fernando Gray.

Lo hizo en formato de "reflexiones" luego de conocerse la renuncia del diputado a la presidencia de la bancada del Frente de Todos en el Congreso, y como una forma -dijo- de reflexionar acerca de "la responsabilidad que debemos cumplir como dirigentes en este momento del país".

El mandatario comunal no sólo pone bajo la lupa esta última situación, relacionada a la disconformidad de Kirchner al acuerdo alcanzado con el FMI, sino que recuerda lo que sucedió en el seno del propio justicialismo hace unos meses.

"No conozco la 'letra chica' del acuerdo, pero tengo la suficiente responsabilidad política e institucional para no llevar a la Argentina al abismo. No somos 'adolescentes caprichosos'; somos dirigentes políticos con enormes responsabilidades sobre más de 40 millones de argentinos y argentinas", reflexionó Gray.

Embed

A continuación, la carta completa del intendente de Esteban Echeverría:

El 17 de diciembre del 2017, se celebraron elecciones internas en la provincia de Buenos Aires para elegir las autoridades del Partido Justicialista.

En esa oportunidad, a través de un escrutinio democrático, las afiliadas y los afiliados eligieron a quienes representaríamos al PJ bonaerense hasta diciembre de 2021.

Sin embargo, en noviembre del 2020, un sector interno –particularmente La Cámpora–, pretendió obligar a renunciar a las autoridades electas para que, en su lugar, asumiera Máximo Kirchner.

Por supuesto, me opuse, me opongo y me opondré a toda acción que vulnere la voluntad expresada mediante el voto de nuestras afiliadas y afiliados. Particularmente, sostuve que el Partido Justicialista trasciende el mero sentido de una simple organización y, básicamente, deben respetarse los mandatos y su carta orgánica, es decir, la ley. Pedí respeto por nuestro Partido y nuestros más de setenta años de luchas e historia.

No obstante, en plena pandemia, trataron de adelantar las elecciones internas y proclamaron a Máximo presidente del Partido Justicialista, situación que objeté rotundamente. Todo afiliado o afiliada tiene derecho a conducir nuestro Partido, pero debe respetar el tiempo y las formas de elección. No me opongo a las personas que lo conduzcan, sino a la forma elegida para hacerlo.

Finalmente, la historia concluye con la autoproclamación de Máximo como presidente del PJ bonaerense y yo continúo mi reclamo en el más alto tribunal del país.

Ahora bien, me pregunto: con la renuncia de Máximo a la Jefatura del Bloque de Diputados del Frente de Todos, ¿se expresa el pensamiento del peronismo bonaerense o solo el de La Cámpora?

Ante este escenario y luego de haber tenido el honor de ser presidente y vicepresidente del PJ de la provincia de Buenos Aires, siento la profunda necesidad y convicción de expresar las siguientes consideraciones:

El presidente argentino que se negó terminantemente a ingresar al FMI y admitió cuáles serían las futuras consecuencias al hacerlo fue el Gral. Juan Domingo Perón.

El presidente argentino que mejor negoció la deuda en beneficio de todas y todos los argentinos fue Néstor Carlos Kirchner. •Desde mi perspectiva, el Fondo Monetario Internacional debería ser el último organismo al cual debería recurrir nuestra Nación para solicitar financiamiento externo.

No defiendo ni apoyaré nunca políticas de ajustes contra jubilados y docentes, es decir, el pueblo argentino. Y, por supuesto, rechazaré siempre las otras pretendidas exigencias como la denominada “flexibilización laboral”.

Ahora bien, aunque parezca curioso, formo parte de una corriente de opinión que se asemeja a un peronismo razonable.

No nos endeudaríamos nunca con el FMI; no compartimos la deuda contraída. No conozco la “letra chica” del acuerdo, pero tengo la suficiente responsabilidad política e institucional para no llevar a la Argentina al abismo. No somos “adolescentes caprichosos”; somos dirigentes políticos con enormes responsabilidades sobre más de 40 millones de argentinos y argentinas.

Está más que claro que el endeudamiento sistemático con el Fondo Monetario Internacional no es la solución a los problemas nacionales.

Sin embargo, también sé muy bien que acá no estamos diseñando políticas o discursos para complacernos con los “núcleos duros” de nuestro electorado, sino que el Gobierno nacional ha sido elegido para emprender la búsqueda de soluciones a la inmensidad de temas irresueltos.

Y nosotros debemos estar a la altura de las circunstancias excepcionales que la historia nos ha destinado a transitar.

ADEMÁS: Aníbal a Máximo: "¿No te gusta? Esperemos a cuando seas presidente"

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2021-110619619 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados