Una mujer de 35 años, en al menos cuatro oportunidades, robó plata de la caja chica de su nuevo trabajo, una clínica privada del centro de Bernal cuyo dueño la descubrió por las cámaras y le tendió una trampa.

En apenas 20 días, una mujer robó aproximadamente 200 mil pesos en su nuevo trabajo como empleada de una clínica privada del centro de Bernal, cuyo dueño anotó la numeración de los billetes que dejó en una caja chica y dispuso de una cámara de seguridad en el lugar, método con el cual pudo comprobar sus sospechas y logró que sea detenida por la Policía con el dinero oculto en su ropa interior.

El episodio ocurrió en un instituto médico ubicado en la intersección de avenida San Martín y la calle Ipiranga, donde una trabajadora de 35 años, que había sido contratada hacía menos 3 semanas, hurtó plata en efectivo en al menos cuatro oportunidades.

En una de ellas, llegó a registrarse un faltante de 55 mil pesos, motivo por el cual el dueño de la clínica ordenó revisar las cámaras de seguridad de las instalaciones y constató el accionar de su nueva empleada. En primera instancia, se acercó a la Comisaría 2da. de Bernal y radicó una denuncia, que derivó en una investigación policial.

ADEMÁS:

Fue a robar cervezas con su hijo de 5 años y le dieron una paliza

Sin embargo, el empresario ideó una estrategia para no quedar a merced de los plazos de la Justicia y dejó en la caja chica un fajo de billetes cuya numeración había certificado con un escribano. Ese mismo día, con la ayuda de una cámara de seguridad en la que se observa a la mujer retirar dinero en dos oportunidades, el hombre radicó una nueva denuncia policial.

Fue entonces que un grupo de oficiales de la seccional 2da. fueron hasta el centro médico y detuvieron a la empleada en flagrancia. Una mujer policía requisó a la acusada y detectó que tenía los billetes ocultos en su ropa interior.

Quedó libre

La joven trabajadora fue trasladada a la comisaría de Bernal y quedó imputada por el delito de “hurtos agravados reiterados”, causa que se tramita en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 4 de Quilmes a cargo de la fiscal en turno, Karina Gallo.

Fuentes judiciales abocadas a la investigación de este hecho confirmaron a El Quilmeño que la mujer “quedó en libertad” porque “es un delito excarcelable” y, además, “no tenía antecedentes”

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados