Lo piden los propios jugadores para aquellos que queden libres a partir del 30 de junio como resultado del achique que realizarán los clubes al no tener equipos en competencia. Además, exigen que la AFA dé marcha atrás con la suspensión de los descensos

La misma semana que los futbolistas de Deportivo Español comenzaban a hacer una comida al día en comedores comunitarios o se organizaban en torno a una tarjeta de crédito para hacer compras comunitarias, el delantero de Boca Carlos Tevez aseguraba que los jugadores podían vivir seis meses sin cobrar. Lo afirmación es verdadera si se tiene en cuenta esa porción minúscula de futbolistas a la que pertenece, los que son millonarios. También lo es, si toma a la gran mayoría, que -como los de Español- no cobran hace más de tres meses. Por exceso de recursos o por ingenio ante la escasez, es posible arreglarse con más o menos dignidad.

Los futbolistas profesionales o con viático -de la (ex) Superliga a la Primera D tienen sueldo mínimos que están por debajo de la línea de la pobreza. De los más de 5.000 futbolistas fichados por AFA, la porción a la que pertenece Tevez no alcanza el 10 por ciento. El resto embolsa lo mínimo que exige el sindicato que los representa: 34.500 pesos para la primera división; 28.000 en Primera Nacional; $23.000 para Primera B y Argentino A y 20.000 para la Primera C y la Primera A del femenino. Según el informe del INDEC más reciente, la canasta básica familiar se ubica en 42.000 para una familia tipo.

Por eso el colectivo Futbolistas Unidxs (FU) propuso la creación del Salario Universal para Futbolistas (SUF) para que a partir de junio, cuando poco más de 2.000 futbolistas queden libres por el achique que realizarán los clubes sin competencia, puedan asistir a quienes pierdan su fuente de ingresos.

"Que sea financiado conjuntamente por Agremiados, la AFA, los clubes, el Estado Nacional, auspiciantes y las empresas de televisación. Se le pide particularmente a las empresas que suelen lucrar con el negocio del fútbol, que hoy hagan un esfuerzo para sostener a sus principales protagonistas", detalla Futbolistas, que abarcan también a aquellos fichados en Primera D, los torneos del interior y la segunda categoría del femenino que "no están contempladas en ningún tipo de acuerdo".

La idea es que se sienten las partes involucradas y teniendo en cuenta los 42.000 pesos de referencia de la canasta básica y los topes salariales de cada categoría, se negocie el número que constituya el SUF de cada división.

"La gran mayoría del universo de futbolistas vivimos una situación muy distinta de la que impera en el imaginario colectivo. Somos trabajadores, muchas veces combinamos nuestros trabajos de futbolistas con otras ocupaciones. Nuestras cuarentenas poco tienen que ver con esas imágenes que reproducen los medios y las redes sociales de las grandes estrellas. La pandemia que hoy azota a nuestro país nos impacta directamente, al igual que a gran parte de nuestro pueblo", dice otro de los párrafos.

En el comunicado, Futbolistas también planteó la exigencia de que “se deje sin efecto la cláusula que elimina los descensos para 2021 y que cuando se reanude el fútbol se haga de forma completa y no de manera selectiva”.

“La quita de los descensos provocará que los clubes hagan esfuerzos menores por reforzar sus planteles para dicha temporada, dejando a futbolistas sin trabajo y a otros obligados a aceptar salarios nominalmente algo menores y en términos reales mucho menores”, justifica el colectivo en el documento difundido.

En el fútbol argentino, mientras algunos jugadores se jactan de poder vivir de su riqueza un semestre, otros se ocupan de cómo subsistir y confirman que nadie se salva solo.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados