La Fundación Isla Maciel abrió el espacio hace 4 años ante el deterioro social que sufrían las familias del barrio y desde entonces no han cesado de aumentar la cantidad de vecinos que concurren al lugar.

El comedor Isla Maciel perteneciente a la Fundación homónima surgió hace cuatro años como una respuesta a la grave situación económica que padecían las familias de Dock Sud. Desde entonces no ha dejado de aumentar la cantidad de gente que concurre a buscar un plato de comida. Actualmente, asiste a unas 800 personas que van a cenar todas las noches, y brinda desayuno a un centenar de chicos.

Situado en el Pasaje Los Aromos y Rivas de este barrio de Avellaneda, el comedor busca ser una mano tendida para estos vecinos, a los que "la situación económica actual los sume en la pobreza y la discriminación", disparó Claudio Freda, director de esta organización comunitaria.

"La Fundación tiene muchas actividades para el desarrollo y acceso a los derechos de todos los vecinos, pero el comedor surgió en 2015 ante la emergencia alimentaria que palpábamos a diario", manifestó el dirigente social en diálogo con POPULAR.

Actualmente, ofrece cena a unas 800 personas, siendo 120 los que comen en el lugar por una cuestión de espacio y el resto lleva viandas para comer en sus hogares, donde "esa comida se comparte con todos los que viven en la casa", por lo que estimó que ese número queda chico.

Desde entonces, el comedor comunitario también brinda desayunos para unos 50 chicos durante la semana y cerca de 100 los fines de semana, además de algunas actividades recreativas.

Comida nutritiva

En el comedor se enfocan mucho en que los alimentos que se ofrecen sea nutritivos: "No queremos llenarles la panza, sino que coman bien nutricionalmente, por eso la carne y las frutas son fundamentales, y también los lácteos y las legumbres", aseguraron.

Si bien el lugar recibe distintas donaciones de alimentos frescos, secos y no perecederos, la ayuda siempre es insuficiente por lo que quienes puedan colaborar pueden "acercar carne de vaca y de pollo, ya que por día necesitamos como mínimo 80 kilos de carne. La gente sufre crisis nutricional y para los chicos es muy importante incorporar carne para evitar la anemia", refirió Freda.

En este sentido, el director de la fundación Isla Maciel fue contundente sobre el panorama que se observa en el barrio: " La realidad nos supera día a día tremendamente, podrían ser mil personas cenando si tuviéramos más espacio, pero no hay ni lugar ni brazos".

Freda recordó que inicialmente al comedor "asistían chicos, luego se acercaron las madres y hoy día ya se observan familias, pero el 70 % de los que asisten son chicos, por eso hoy día todos son prioridad y por eso buscamos que todo sea nutritivo".

ADEMÁS:

Solo hay el 50% de Precios Esenciales en las góndolas

Manos solidarias

La Fundación Isla Maciel buscó siempre que los vecinos puedan vivir con dignidad y para lograrlo brindan todo lo que está a su alcance. Sin embargo, siempre hacen faltan manos solidarias, por eso quienes deseen sumarse y apoyar esta labor social pueden hacerlo a través de su página web www.fundacionislamaciel.org o comunicándose al 4222-0302, ya sea como voluntarios o aportando donaciones para el sostenimiento de todas la actividades que desarrollan la zona.

Entre las actividades que realiza la Fundación se encuentran la Casa del Niño, la Orquesta, talleres de oficios, artes plásticas, biblioteca y consultorio de atención odontológica.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados