El personal de salud decidió suspender el servicio, ya que al momento de la agresión no había vigilancia por falta de pago de las horas adicionales a los efectivos policiales; Finalmente, se normalizó la atención al público

Luego del ataque que sufrieron médicos y profesionales de la salud, reforzaron la seguridad en la Unidad de Pronta Atención (UPA) 24 de Bernal, donde, el domingo por la noche, un paciente agredió brutalmente a los trabajadores que estaban de guardia y provocó destrozos en las instalaciones, lo que motivó la interrupción total del servicio por varias horas, hasta que las autoridades garantizaron la presencia de efectivos policiales.

El sujeto fue trasladado en un patrullero a la UPA con importantes lesiones, tras un aparente conflicto familiar. Después de recibir las primeras curaciones, estaba a punto de ser trasladado al Hospital Iriarte de Quilmes para que le practiquen una tomografía, cuando tuvo un brote de violencia y golpeó a la doctora, a las enfermeras y al chofer de la ambulancia del SAME, para luego escapar del lugar con la amenaza de que volvería con un arma de fuego para “matar a todos”.

A raíz del incidente, que ocurrió en momentos que no había personal policial en el establecimiento sanitario, el servicio fue suspendido por los propios trabajadores, que colocaron un cartel en la puerta que decía “Cerrado por agresión al personal de salud”.

ADEMÁS:

Avellaneda: perjuicios por el atraso de una obra

Facilitan las denuncias sobre violencia de género a través de un chat

En la jornada de ayer, fue el director de la Unidad de Pronta Atención quien salió a aclarar la situación y confirmó la normalización de la atención a los pacientes. “Durante una hora y media mantuvimos cerrado el centro de salud, debido a que tuvimos que llevar a declarar a todo el personal a la comisaría, pero posteriormente quedó normalizado el servicio y seguimos trabajando con total normalidad”, expresó Ariel Sinagra.

Asimismo, el médico explicó que “también fue normalizada la guardia de seguridad, que tal como se señaló había algún atraso (en el pago del servicio adicional a los policías) pero ya fue subsanado completamente”. En cuanto a las víctimas del ataque, dijo que “la enfermera -que recibió lo peor de la agresión- fue la más golpeada y salió de licencia por ART hasta el 25 de marzo, lo mismo que el resto del personal que fue agredido, todos quedaron con licencias médicas”.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados